CFD de Índices y ETF del Sector Inmobiliario de Plus500 – Técnicas de Trading

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Contents

CFD de Índices y ETF del Sector Inmobiliario de Plus500

El broker de CFD Plus500 ha anunciado la inclusión de nuevos productos a los mercados que ofrece a sus clientes, específicamente su índice de gigantes inmobiliarios y tres ETF del sector inmobiliario que pueden negociarse a través de Contratos Por Diferencia. Esto permite a los operadores diversificar aún más sus operaciones en los mercados e incursionar en un sector que normalmente está reservado a inversores especializados en este tipo de inversiones.

Pueden encontrar más información sobre el broker Plus500 y sus servicios de corretaje online en el siguiente artículo sobre esta compañía: Reseña del broker Plus500

¿Qué son los ETF?

Los Fondos Cotizados en Bolsa, o ETF por sus siglas en inglés, son fondos de inversión de tipo abierto que se pueden negociar de manera libre en bolsas de valores, al igual que las acciones y otros activos y valores similares negociados en bolsa.

En realidad, todos los ETF son carteras compuestas o respaldadas por acciones u otros activos de distintos tipos, como materias primas, divisas, índices y bonos, por ejemplo , que se combinan según su sector, industria o mercado (tal como en el caso de los ETF que dan seguimiento a las compañías y fondos de inversión del sector inmobiliario de Estados Unidos). Al comprar o vender un ETF, se negocia con toda la «cesta» de activos que componen ese ETF.

¿Cuáles son los nuevos productos del sector inmobiliario que ofrece Plus500?

CFD del Índice de los Gigantes Inmobiliarios

El Índice de los gigantes inmobiliarios está compuesto por las 30 principales empresas inmobiliarias que cotizan en los mercados de valores de Estados Unidos, lo que le permite a los clientes de este broker operar en el mercado inmobiliario en desarrollo, utilizando solo un instrumento. Este índice fue desarrollado por BITA.

Las condiciones de negociación para los CFD del índice de los gigantes inmobiliarios son:

CFD del ETF RWR SPDR Dow Jones REIT

El ETF RWR SPDR Dow Jones REIT es un Fondo Cotizado en Bolsa que da seguimiento a los precios (rendimiento) del índice Dow Jones US Select REIT.

Las condiciones de negociación para los CFD del ETF RWR SPDR Dow Jones REIT son las siguientes:

CFD del ETF ICF iShares Cohen & Steers REIT

El ETF ICF iShares Cohen & Steers REIT es un fondo cotizado en bolsa de bienes raíces que da seguimiento a los resultados del índice Cohen&Steers Realty Majors.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Las condiciones de negociación para los CFD del ETF de ICF iShares Cohen & Steers REIT son las siguientes:

CFD del ETF SCHH Schwab US REIT

El ETF SCHH Schwab US REIT es un fondo cotizado en bolsa que da seguimiento al precio de los fondos de inversión inmobiliaria (REIT) en los Estados Unidos.

¿Los CFD de Plus500 permiten invertir directamente en el sector inmobiliario?

Los Contratos Por Diferencia (CFD), como los que ofrece Plus500, son derivados OTC que permiten a los operadores obtener ganancias tanto con las alzas como las caídas de los precios de los mercados subyacentes. Un CFD es u n contrato entre dos partes en donde se estipula que una parte va a pagar a la otra la diferencia entre el valor actual de un activo y su valor en una fecha futura. El broker, en este caso Plus500, emite los contratos de los CFD que son adquiridos por sus clientes para realizar sus operaciones de compra y venta, tal como si estuvieran operando directamente en los mercados que siguen los CFD. Si la diferencia en el precio es favorable al operador, el broker le paga esa diferencia, pero si la diferencia es desfavorable, entonces se transforma en una pérdida para el operador que es descontada de su cuenta de trading y pagada al broker o emisor del contrato.

Por eso, cuando operamos con CFD, nunca llegamos a poseer realmente el activo subyacente. Esto quiere decir que al operar con CFD de ETF del sector inmobiliario, no estamos invirtiendo directamente en estos mercados (nunca adquirimos ni vendemos las acciones de estos ETF), sino que solo estamos especulando con las alzas y caídas del precio en estos instrumentos como si estuviéramos operando de forma directa en los mismos.

Pueden obtener más información sobre los CFD del sector de inmobiliario de Plus500 y otros servicios de esta compañía en el siguiente enlace:

Autor: Josep

Invertir en bolsa en 2020: Trucos y errores a evitar

En algún momento todos nos hemos hecho tu misma pregunta:

¿Cómo invertir en bolsa y no arruinarme?

No te preocupes, no estás solo.

La verdad sea dicha, hace unos años invertir en bolsa era algo más complejo (y caro). Aún recuerdo cuando de niño veía las acciones subir y bajar (sin entender nada por supuesto), en el Teletexto – si no sabes qué fue el Teletexto no te preocupes, internet es mucho mejor.

En esta guía quiero enseñarte a invertir en bolsa de forma fácil (y sin que te cueste un ojo de la cara en comisiones) explicándote los conceptos básicos para que puedas tomar decisiones por ti mismo y sobre todo, de forma segura.

Nota: Esta es una guía para que entiendas cómo invertir en bolsa con las máximas garantías, pero en ningún caso me hago responsable de tus posibles pérdidas ni tampoco de tus ganancias. Ten en cuenta que invirtiendo en el mercado de valores puedes perder tu inversión.

¿Qué es la bolsa?

Buena pregunta, según la Wikipedia la bolsa es:

«… una organización privada que brinda las facilidades necesarias para que sus miembros, atendiendo los mandatos de sus clientes, introduzcan órdenes y realicen negociaciones de compra y venta de valores, tales como acciones de sociedades o compañías anónimas, fondos, bonos públicos…»

Vamos, que puedes entender la bolsa como un mercado donde se compran y venden ‘valores’ como acciones, fondos, ETF, etc. – en un momento te cuento qué son los valores.

¿Por qué invertir en bolsa?

Primero deja que te diga que si quieres hacerte rico invirtiendo en bolsa no estás leyendo la guía adecuada – de hecho dudo mucho que nadie sepa realmente cómo hacerlo. Personalmente quiero obtener la máxima de rentabilidad pero de la forma más segura posible si esto te suena bien, sigue leyendo.

Muy pocos son los que se hacen verdaderamente ricos invirtiendo en bolsa, de hecho yo no conozco personalmente a nadie.

Pero invertir en acciones (y otros valores) es una excelente forma de hacer crecer tus ahorros y riqueza si tienes paciencia y vista.

Por ejemplo, el Dow Jones (índice industrial bursátil de EEUU) creció de media un 7% anual desde 1907 – teniendo en cuenta la inflación. Esto quiere decir que si un antepasado nuestro hubiese invertido 100US $ en 1915 nuestra inversión estaría valorada en unos $1800 US$.

Lo acepto, no es muy impresionante, pero si nuestro antepasado hubiera reinvertido los dividendos en el mercado, la cifra sería de unos 150.000 US$. Esto ya no suena tan mal, ¿verdad?

Veamos los principales pros y contras de invertir en valores:

Pros de invertir en el mercado de valores:

  • Rentabilidad alta: A largo plazo el valor de las empresas que conforman el mercado tiende a crecer y por eso tu inversión también lo hará si mantienes tus posiciones. Esto te ayuda a combatir la inflación (la subida de precios). Además la rentabilidad de la bolsa suele ser mayor que otras inversiones como los bonos de deuda pública.
  • Proceso sencillo: Si lo comparamos con otras formas de inversión (p.ej. inmobiliaria) comprar valores es relativamente sencillo. Tan solo necesitarás una herramienta como Degiro.
  • Liquidez: Al contrario que otras inversiones, los valores son inversiones muy líquidas pues la mayoría se pueden vender en cuestión de segundos. ¿Cuánto tardarías en vender un piso?
  • Bajas comisiones: Comprar y vender acciones u otros valores es relativamente económico pues las comisiones son bajas – aunque haberlas haylas.
  • Diversificación: Puedes invertir en un montón de países y elegir entre miles de empresas y sectores. Eso hace que puedas diversificar el riesgo y no poner todos los huevos en la misma cesta.

Contras de invertir en el mercado de valores:

  • Riesgo: Tendrás dos tipos de riesgo; el del mercado (p.ej. cuando hay una crisis las acciones bajan de forma generalizada) y el del valor en el que inviertas (p.ej. comprar acciones de Apple y que estas bajen).
  • Productos complejos: Algunos valores en los que puedes invertir son muy complejos. Por ejemplo derivados, swaps, CDFs, etc.
  • Mercado volátil: Los valores suben y bajan, muchas veces por el comportamiento irracional de los inversores. Puede que tengas días, semanas o meses en los que solo veas números rojos pero recuerda que tu batalla es a largo plazo.
  • Inversiones no respaldadas: Sobre el papel podrías perder todo tu dinero si la empresa se declarara en quiebra (p.ej. Martinsa Fadesa) y nadie te devolverá ese dinero. Otras inversiones como la creación de empresas, compra de pisos o compra de metales preciosos tampoco están aseguradas.

¿Qué valores se negocia en la bolsa?

Hay muchos tipos de valores, algunos más fáciles de entender que otros (p.ej. acciones de empresas, ETFs o CDFs). Deja que te explique cómo funcionan los más básicos – si ya sabes toda esta teoría pasa a la siguiente sección.

Las acciones

Son los valores más populares de la bolsa y estos son títulos de propiedad sobre una empresa – vamos que adquiriendo acciones te conviertes en propietario (proporcional) de un negocio.

Pero claro, comprar un par de acciones de Inditex (Zara, Pull & Bear, etc.) no te dará derecho a sentarte en el consejo de administración y tomarte unos vinos con Amancio Ortega. Eso sí, la mayoría de acciones te dan derecho a voto y este tendrá un peso proporcional a los títulos que tengas.

La rentabilidad que te pueden aportar las acciones vienen dadas de dos formas:

  • Por los dividendos que se repartan derivados de sus beneficios. Ten en cuenta que la empresa puede no repartir dividendos si las cosas no marchan bien.
  • Por la revalorización de las acciones con el tiempo. Vamos, que si después de que compraras los títulos su cotización subió, tu acciones valen más dinero. Ojo, que el valor de las acciones puede caer o incluso llegar a ser cero – p.ej. los propietarios de la desaparecida Martinsa Fadesa.

Posiblemente te preguntarás por qué las empresas ponen acciones a la venta. Pues hay varias razones pero la más común es la de obtener financiación sin pedir dinero prestado al sistema bancario. Otros aspectos positivos pueden ser:

  • Publicidad indirecta al salir a bolsa.
  • Incrementarlareputación de la empresa al pasar controles de los organismos del mercado de valores.
  • Más poder de negociación a la hora de negociar financiación (p.ej. prestamos) con los bancos.

Fondos de inversión

Hay muchos tipos de fondos de inversión, pero la idea esencial es que un grupo de inversores ponen su dinero conjuntamente para seguir una estrategia de inversión.

Detrás del fondo de inversión hay un equipo (grande o pequeño dependiendo del fondo) que se encarga de diseñar una estrategia de inversión a seguir. El objetivo final del fondo, en teoría, es ofrecer una rentabilidad a los inversores que se adapte a su perfil (p.ej. más o menos riesgo).

Ten en cuenta que como inversor tendrás que pagar una comisión al gestor del fondo para que invierta tu dinero, a largo plazo, la comisión que pagues puede quitarte un buen pico de tu rentabilidad por los efectos de interés compuesto.

¿Qué es un Fondo Indexado?

Bajo la premisa de que la mayoría de gestores de los fondos no son capaces de mejorar los resultados de su mercado de referencia, John Bogle creó el primer Fondo Indexado en los años 70, Vanguard.

La idea es simple pero a su vez brillante: crear un fondo que replique la composición de un índice bursátil como el Ibex 35 o el S&P 500 y obtener la rentabilidad del mercado.

¿Qué es un índice ? Se trata de una manera de medir los resultados de una sección de un mercado. Este índice de referencia es compuesto por una serie de títulos, sirve para tomar la temperatura al mercado y evaluar su desarrollo. Los principales mercados tienen uno: Ibex 35, Dow Jones, Nikkei, Nasdaq, etc. Por ejemplo, el Ibex 35 es el índice de la bolsa española conformado por las 35 empresas más grandes cotizadas (p.ej. Inditex, Grifols o el BBVA).

De esta manera, nos aseguramos que nuestra inversión irá tan bien (o tan mal) como el mercado en el que decidamos invertir pues estará totalmente diversificada. Además su costes de gestión son mucho menores así que sus comisiones son muy bajas – razón por la que los brokers y bancos no los publicitan.

Más adelante discutiré más en profundidad por qué he elegido fondos indexados para mis inversiones, y por qué creo que también es una buena opción para ti.

Productos Derivados

Aquí es donde puedes pillarte los dedos. Según Wikipedia:

«Un derivado financiero o instrumento derivado es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente, por ejemplo el valor de un futuro sobre el oro se basa en el precio del oro.»

¿Lo entiendes? No mucho, ¿verdad?

Deja que te ponga un ejemplo:

Se trata de un producto financiero (derivado), el valor de este depende del valor de otro activo (p.ej. acciones, bonos o incluso el oro) – un cambio en el valor del activo (p.ej. el oro) causará un cambio en el valor del derivado.

Paradójicamente se ‘inventaron’ para reducir el riesgo de transacciones, pero muchos inversores lo ven como una oportunidad para especular y ganar dinero con la apreciación (o depreciación) del valor del activo (p.ej. acciones, bonos o incluso el oro).

Algunos derivados son: Swaps, Futuros, Opciones o Forwards.

Renta Fija

Al contrario que todos los anteriores, se trata de inversiones de las que se conoce el valor final pues el interés está pactado de antemano.

Hay dos tipos de renta fija según el emisor:

  • Pública: Deuda que emiten organismos públicos como estados o comunidades autónomas – es la manera que tienen de financiarse. La idea es simple: le dejas un dinero a, por ejemplo, el estado español por un tiempo (corto o largo plazo) y este te devolverá el dinero más unos intereses pactados previamente. Los productos principales son: Letras del Tesoro, Bonos y Obligaciones de Estado.
  • Privada: Se trata de un concepto similar pero con corporaciones privadas. Estas tienen mayor riesgo al ser la empresas, en teoría, más inestables que los estados.

La renta fija conlleva un riesgo, pero este es mucho menor que con cualquiera de los valores de renta variable anteriores (p.ej. acciones o fondos de inversión). Obviamente, el interés que ofrecen suele ser mucho más bajo y en la actualidad es casi nulo (o incluso negativo) si tenemos en cuenta la inflación. Pero pueden ser productos interesantes ya que no suelen ser muy volátiles.

Puedo ganar dinero invirtiendo en bolsa?

Se han amasado fortunas increíbles con la bolsa como la de Warren Buffett o Benjamin Graham – este último consiguió un 17% de interés anual durante más de 20 años consecutivos.

Pero la verdad es que solo escuchamos historias de éxito y los medios no nos cuentan que María y Juan perdieron todos sus ahorros con la crisis del 2008 por no diversificar su inversión y confiar todo al ladrillo.

Personalmente, no creo que yo vaya a ser ese 1% elegido que sabe qué acciones comprar y cuáles vender en el momento adecuado. Tampoco quiero que mis inversiones controlen mi vida y dicten a qué hora me voy a dormir o cuándo me voy de vacaciones – parafraseando el dicho: invierto para vivir (mejor) no vivo para invertir.

Mis objetivos son:

  • Hacer crecer mis ahorros y no perder poder adquisitivo con la inflación
  • Minimizar mis riesgos financieros
  • Minimizar los costes de mis inversiones
  • No dedicarle más de 2 horas al año a mis finanzas
  • Usar un método que entienda y sea simple

Por todo esto, creo que invertir en fondos de inversión indexados o ETFs (del inglés Exchange-Traded Fund) es lo más sensato para aquellos que no tenemos espíritu de analistas financieros. En un par de secciones ahondaré más en estas estratégias.

Costes de invertir en bolsa

Invertir dinero te costará dinero (y te quitará rentabilidad). El principal gasto que tendrás al invertir serán las comisiones que te cobrarán brokers o bancos por custodiar tus valores.

Quiero que te quede claro que invertir de la forma más barata (y segura) posible debería ser tu principal objetivo.

Imagina que tenemos 2 inversores, ambos con 1.000 €

  • Sara invierte esos 1.000 € en el Fondo Indexado Económico, que le cobra un 0,5% sobre su inversión como comisión. Si a final de año este le ha dado un 7% de interés, sus beneficios fueron del 70 €, si le restamos la comisión se queda en 65 € y su rentabilidad real fue del 6,5%.
  • Manolo los invierte en el Fondo Gestionado Costoso que le da la misma rentabilidad pero le cobra un 1,5% de comisión. Haciendo los mismos cálculos su beneficio fue de 55 € y la rentabilidad fue del 5,5%.

Esto puede no parecerte mucho dinero, pero si la inversión se prolonga en el tiempo y asumimos interés compuesto (que reinvertimos los beneficios en el fondo) te asustarás del dinero que Manolo deja de ganar (y el banco le sabla):

  1. En 5 años Sara tendrá 1.402,55 € y Manolo 1.306,96 €
  2. En 10 años Sara tendrá 1.967,15 € y Manolo 1.708,14 €
  3. En 30 años Sara tendrá 7.612,26 € y Manolo 4.983,95 €
  4. En 50 años Sara tendrá 29.457,03 € y Manolo 14.541,96 €

Como puedes ver, por culpa de ese punto extra de comisión que Manolo paga de más, su inversión le ha costado MUCHO dinero. Eso sí, Sara (y el banco de Manolo) están la mar de felices.

Pero las comisiones no serán el único factor que te ‘robará’ rentabilidad. Otros factores como la inflación (subida de los precios) y los impuestos que tengas que pagar sobre tus ganancias son también costes para los inversores y deberías tenerlos en cuenta.

Riesgos de invertir en bolsa

Invertir en mercados de capitales conlleva, simplificadamente, dos riesgos:

  1. Riesgo sistémico del mercado: Se trata de que el mercado conjuntamente sufra una caída. En el sistema capitalista cada cierto tiempo hay alguna crisis y los mercados se desploman y tardan un tiempo (más o menos largo) en recuperarse. Se trata de caídas inevitables, y en mi opinión invertir a largo plazo es la única forma de afrontar este reto financiero.
  2. El riesgo individual del valor: En este caso es el riesgo que corremos que el activo en el que hemos invertido (p.ej. acciones del Santander) pierda valor. Para minimizar este tipo de riesgo diversificar es la mejor solución.

Personalmente puedo vivir con el riesgo del mercado (nadie lo puedo controlar), pero me aterra el riesgo individual de un valor. Por eso, creo que la mejor estrategia es invertir a muy largo plazo en un fondo indexado o ETF (p.ej. con Degiro o Finizins) ya que estos están altamente diversificados y solo corremos el riesgo sistémico (de mercado) – nunca invierto en acciones individuales.

8 errores comunes al invertir en valores

De mis fracasos financieros he aprendido algunas lecciones. A mi parecer estos son algunos de los errores más comunes al invertir en bolsa que debemos evitar:

  • No inviertas en lo que no entiendes: Hay muchos tipos de valores en los que invertir, y algunos muy complejos. Invierte solo en lo que entiendas para no ‘pillarte los dedos’.
  • No pongas todos los huevos en el mismo cesto: La idea es tener un portfolio financiero lo suficientemente diversificado que pueda absorber posibles contratiempos de un valor o sector. Por ejemplo, invertir todo tu dinero en solo una empresa (p.ej. Banco Popular) puede literalmente arruinarte si esta desaparece.
  • No te enamores de una empresa (o índice): Que a ti te guste una empresa o sector (p.ej. el tecnológico) no quiere decir que el mercado lo vea igual. Recuerda, estamos aquí para obtener ganancias invirtiendo.
  • No confundas las ganancias pasadas con las futuras: Que el precio de una acción haya crecido los últimos años no es garantía de que vaya a seguir creciendo en el futuro.
  • Se paciente y busca el largo plazo: Para la mayoría de inversores, especialmente los no profesionales, es mejor concentrarse en el largo plazo y olvidarse de técnicas como el trading – seguramente palmarás dinero y te coserán a comisiones.
  • Minimiza las comisiones: Recuerda que las comisiones te quitan rentabilidad – y las pagas incluso si tienes pérdidas. Comprar y vender acciones todo el tiempo suele ser una muy mala estrategia, las comisiones se comerán tus ganancias.
  • No inviertas con dinero prestado: Si haces una mala inversión y pierdes tus ahorros es un contratiempo duro, pero si haces una mala inversión y pierdes dinero que no puedes devolver puede arruinarte la vida – p.ej. te embargan tu vivienda.
  • No te creas especial: Cuando vamos a invertir todos creemos tener corazonadas o estar seguros de que algo va a suceder. La mayoría de nosotros no somos especiales ni podemos leer el futuro, recuerda esto la próxima vez que creas saber lo que va a pasar.

¿Dónde invierto?

Hay un montón de estrategias para invertir, pero a mí, la mayoría me parecen apuestas arriesgadas que requieren mucho estudio y trabajo. Tú decides, pero yo te desaconsejaría lo siguiente:

  • Trading a corto plazo: Intentar anticipar (o participar) de la tendencia del mercado. Vamos, si ves que un valor sube como la espuma, comprar acciones de este. Son inversiones altamente especulativas que no garantizan ganancias. Además, las comisiones e impuestos pueden comerse toda la rentabilidad potencial.
  • Comprar barato: Algunos inversores entran al mercado cuando los precios están bajos y venden cuando estos suben. El principal problema de esta estrategia es que los precios pueden seguir bajando después de que compres y seguir subiendo después de que vendas y eso te hará más pobre.
  • Comprar gangas: Algunos expertos (p.ej. el legendario Benjamin Graham) son capaces de ver cuándo un valor está infravalorado y se aprovechan de ello. Tú y yo, al no ser analistas financieros probablemente no tengamos ni idea.
  • Encontrar el nuevo Google: Si hubieras invertido en Google, Microsoft, Apple o Amazon en sus inicios ahora serías millonario. Pero claro, ¿sabrías decirme con certeza qué empresa ‘lo va a petar’ en los próximos 5 años? Yo tampoco.
  • Dividendos altos: Puedes optar por comprar acciones de empresas que paguen dividendos altos regularmente. Pero la verdad es que muchos otros inversores tendrán esta idea por lo que es muy probable que el precio de la acción ya refleje los altos dividendos.
  • Invertir en sectores que crecen: Aquí corres el peligro de invertir en una burbuja (p.ej inmobiliaria o del .com) y potencialmente perder mucho dinero.

¿Será mi mejor inversión un fondo indexado?

A mi entender, si te centras en el largo plazo, los fondos indexados serán una garantía. Estos se caracterizan por:

  • Replicar la rentabilidad del mercado.
  • Tener comisiones bajas.
  • Al no cobrar dividendos y no comprar y vender acciones suponen un ahorro fiscal.
  • A largo plazo obtienen mayor rentabilidad que la inmensa mayoría (90% o más) de fondos gestionados.
  • Requieren poco trabajo para el inversor.

Como hemos visto antes, muchos estudios demuestran que la mayoría de fondos de inversión tradicionales no son capaces de mejorar los resultados del mercado en el que operan a medio y largo plazo.

¿Entonces por qué no invertir en todo el mercado durante mucho tiempo (para siempre)?

Ten en cuenta que no solo existen fondos indexados de índices bursátiles como el S&P 500 o el Ibex 35. Por ejemplo, los fondos indexados de renta fija (como bonos de deuda pública) son también muy populares – p.ej. para combatir la volatilidad de la bolsa.

¿Cómo invertir en fondos indexados (o ETFs) en España?

Como estos valores tienen pocas comisiones los bancos y asesores financieros tienden a no recomendarlos mucho, a ellos no les reporta ningún beneficio.

Si quieres invertir en este tipo de fondos, tienes dos opciones:

  1. Usar un broker que ofrezca este tipo de productos. Entre otros puedes usar BNP Paribas que ofrece fondos indexados populares como Vanguard o Fidelity. Otra opción es usar brokers online como Degiro para invertir en ETFs como Vanguard o iShares, también con pocas comisiones.
  2. Invertir en la cartera de un robo-advisor que participe en fondos indexados. Por ejemplo, tres buenos robo-advisors son inbestMe, Finizens, Popcoin y Indexa Capital.

Un robo-advisor es una forma estupenda de empezar a invertir ya que resulta más fácil de usar, por lo general no necesitas tanto capital y las comisiones suelen ser muy bajas. La principal desventaja es que te tienes que ceñir a una de sus carteras de inversión por lo que no podrás elegir exactamente en qué fondos invertir.

Últimas recomendaciones para invertir en bolsa

Espero que esta guía te haya ayudado a entender conceptos básicos de finanzas como qué es un valor, tipos de vehículos financieros, qué son los índices o conocer los errores a evitar al invertir en bolsa.

Antes de despedirme, quisiera recordar algunas reglas importantes que siempre tengo en mente:

  1. No inviertas en lo que no entiendes
  2. Céntrate en el largo plazo
  3. Evita las comisiones
  4. Diversifica
  5. Ten paciencia
  6. aplica el sentido común

Por otro lado, animarte a que inviertas en la bolsa a largo plazo mediante un fondo indexado que cobre pocas comisiones, un EFT de confianza (encontrarás muchos en brokers como Degiro) o un robo-advisor (como Finizens o Indexa Capital) que invierta en productos indexados.

Si tienes alguna pregunta o sugerencia deja un comentario, estaré encantado de leerte y contestarte.

Ten en cuenta que al invertir es este tipo de valores puedes perder parte de tu inversión. Por favor, se prudente.

Algunos de los enlaces de esta guía son de afiliación, por lo que puede que si haces clic en alguno y terminas por usar ese producto recibamos una comisión. Pero no te preocupes, a ti no te costará nada extra y solo recomendamos productos que nosotros mismos usaríamos.

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

Mejores bancos y cuentas para negocios y autónomos

Como autónomo o dueño de una pequeña empresa estoy seguro que estás harto de pagar, pagar y pagar:

  • Seguridad social
  • IVA
  • Gastos de gestoría
  • Etc.

Ey, pero no te preocupes, hay bastantes bancos para autónomos que ofrecen cuentas gratuitas para freelancers y PYMES.

Pero claro, hay un montón de ofertas en el sector bancario, y querrás asegurarte de que la que eliges se adapta a lo que buscas y cubre tus necesidades. Por eso te traigo mis cuentas favoritas para autónomos y un par de consejos que te ayudarán a elegir.

Cuentas para autónomos: Ventajas

Legalmente no estás obligado a tener un tipo de cuenta especial para ser autónomo, con cualquier cuenta corriente que esté a tu nombre debería ser suficiente. Pero tener una cuenta separada para tu negocio tiene varias ventajas:

  • Mide los resultados: Si tienes tu cuenta personal y la cuenta de tu negocio juntas, será más complicado hacer un seguimiento detallado de tus ingresos y costes empresariales.
  • Funciones únicas: Las cuentas para autónomos y negocios suelen tener algunas características únicas con las que serás más eficiente. Por ejemplo, es posible pagar las nóminas o pagar recibos de hacienda.
  • Facilidad gestora: Que mantengas las cuentas separadas también hará más fácil la contabilidad, tu gestor te lo agradecerá.
  • Separa tus finanzas: Tener una cuenta para tus finanzas personales y otra para tu negocio es muy buena idea para no mezclar las finanzas. Así evitarás gastarte el dinero del IVA trimestral.
  • Financiación: Algunos bancos para autónomos ofrecen mejor acceso a financiación si tienes una cuenta negocio con ellos.
  • Inspección: Si algún día tienes una inspección, toca madera, será mucho más simple si has mantenido cuentas para negocios y personales separadas.

Posiblemente haya otras ventajas, pero a mi entender estas son las más destacadas.

Bancos con las mejores cuentas para autónomos y negocios

Pues eso, aquí mis cuentas favoritas:

Cuenta Profesional Bankinter

Bankinter nació como banco industrial en el 1965, una joint venture entre el Banco de Santander y el Bank of America. Pero en el 1972 se convirtió en un banco totalmente independiente y se abrió al gran público.

En su sitio web destacan que la cuenta profesional está libre de comisiones y engorros. Además ofrece algo de remuneración (5% 1er año y 2% el 2do) por tu dinero (hasta 5.000€). Pero deja que te muestre sus pros y contras:

Lo que me gusta: Si cumples las condiciones te saldrá gratis. Ofrecen algo de remuneración por tu dinero. Tarjeta de crédito gratuita. Podrás hacer transferencias en España gratis. Puedes contratar un TPV con Bankinter. Podrás emitir cheques también.

Lo que no me gusta tanto: Las condiciones que te exigen son bastante rígidas. Bankinter no tiene tantas oficinas como el BBVA o el Santander. Las transferencias fuera de España tendrán comisión, también en la zona euro.

Requisitos de la Cuenta Profesional Bankinter:

  • Ser autónomo
  • Ingresar al menos 1.000 € al mes – en efectivo no cuentan
  • Tener 3 recibos domiciliados
  • Hacer el primer ingreso antes de 2 meses

Revolut Empresas y Freelancers

Revolut es uno de los bancos 100% online más populares fuera de España, opera en más de 35 países (entre ellos España). Se trata de un banco exclusivo en línea con muy pocas comisiones e indicado para los que prefieren operar usando internet.

Por ejemplo, con su cuenta para autónomos y negocios puedes conectar tu cuenta bancaria con aplicaciones como Slack (para recibir notificaciones), o con sistemas de contabilidad como FreshBooks. Existe una cuenta Revolut básica, pero puedes optar por una de pago si necesitas más funciones (p.ej. configura usuarios y roles), las de pago empiezan en 7 € mensuales para autónomos y 25 € al més para empresas.

Lo que me gusta: Se trata de una cuenta bancaria para empresas (y autónomos) multidivisa, podrás tener cuentas en más de 30 monedas (p.ej. dólares, euros, libras, etc.). Se pueden realizar pagos que han de ser, después, aprobados en un click por otro miembro de tu equipo (p.ej. un supervisor). Tarjetas multidivisa para pagar en varias monedas. Transferencias dentro de la UE gratis, y baratas fuera.

Lo que deberían mejorar: No trabajan con Hacienda así que no podrás domiciliar recibos como el de autónomos o el IVA. Por el momento no tendrás iban español. Las mejores funciones (tener permisos para usuarios o pagos por remesas) son de pago. Ten en cuenta que alguna operativa bancaria no está disponible, por ejemplo, ingresar cheques o dinero en metálico.

Esta cuenta no tiene requisitos más allá de:

  • ser un negocio o autónomos (mayor de edad)
  • tener residencia en España (o en otro país donde opere)

Qonto

Esta cuenta de origen francés fue lanzada en Julio del 2020 y ya cuenta con más de 75.000 empresas que usan sus servicios. De hecho empresas como Holded o Happn son clientes de Qonto.

Se nota que le han puesto horas al diseño de sus productos y su interfaz. Por ejemplo, su app es super moderna y muy intuitiva.

Lo que me gusta: Tienen IBAN español por lo que podrás operar en España con toda normalidad. Podrás tener tarjetas físicas (para compras en tiendas) y tarjetas virtuales para operar online. Tiene un montón de funciones extra para que puedas contabilizar los gastos de tu negocio, incluso si tienes varios miembros en tu equipo. Además es posible conectar Qonto con herramientas de contabilidad como Holded o Quipu.

Lo que no me gusta tanto: No tiene oficinas físicas desde la que operar, igual puede ser un problema para algunos negocios (p.ej. si necesitas hacer ingresos en metálico). Se trata de una cuenta de calidad y con muchas ventajas, pero es de pago (empieza en 9 € al mes).

Cuenta N26 Business

Si vives en una gran ciudad es posible que hayas visto un montón de publicidad de N26, están en plena expansión. Se trata de un banco alemán de uso exclusivo online fundado en el 2020.

Eso sí, tu cuenta tendrá Iban español por lo que podrás operar en España con toda normalidad: domicilia recibos, haz y recibe transferencias, etc. Deja que te cuente un poco qué tal funciona su Cuenta Business sin comisiones ni condiciones.

Lo que me gusta: Abrir una cuenta es simple y rápido. Su app y sitio web son muy intuitivos, manejar la cuenta resulta facilísimo. Sin comisiones ni condiciones. Te devuelven el 0,1% de todas las compras que hagas con la tarjeta. Tienen un servicio de atención al cliente muy amable y que habla español. La aplicación te avisará al instante de cualquier movimiento en tu cuenta. Podrás usar hasta 5 veces gratis cualquier cajero. Es posible solicitar dinero a tus clientes desde N26, podrás incluso programarlos si tienes autorización de estos.

Lo que no me gusta tanto: Es de uso exclusivo para autónomos, si representas a una PYME no podrás abrir esta cuenta. No podrás tener una chequera, olvídate de N26 si tienes que emitir cheques. Si necesitas hacer ingresos en metálico no podrás con N26. De momento no es posible domiciliar recibos de organismos públicos como la cuota de autónomos. Y no puedes contratar un TPV con ellos.

Requisitos de la Cuenta Business N26:

  • Ser autónomo
  • Usar la cuenta para gastos de tu negocio
  • Vivir en un país donde N26 tiene presencia (p.ej. España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, etc.)

Cuenta_ON Autónomos de Bankia

Bankia surgió como una reagrupación de entidades (p.ej. Caja Madrid o Bancaja) que tuvieron problemas durante la crisis del 2008. Lo cierto es que ha pasado por alguna dificultad, pero parece que desde hace un tiempo su situación está estabilizada.

Si eres autónomo Bankia pone a tu disposición una cuenta fantástica (la Cuenta_ON Autónomos) con un montón de ventajas. Por ejemplo, sin comisiones y con acceso a miles de cajeros. Pero claro, también tiene algunos inconvenientes. Deja que te lo detalle todo:

Lo que me gusta: Como la mayoría de cuentas para negocios viene sin comisiones, además tendrás una tarjeta de débito gratis. No cobran comisiones si haces ingresos de cheques o pagarés. Es posible hacer transferencias dentro de la zona euro sin coste. Puedes contratar un TPV con Bankia y acceder a financiación.

Lo que no me gusta tanto: Se trata de una cuenta online por lo que no podrás acudir a la oficina. Si no cumples las condiciones te cobrarán comisiones. Con Bankia podrás gestionar tus cobros (como domiciliaciones a clientes), el precios de este servicio dependerá de tu negocio.

Requisitos de la Cuenta_ON Autónomos de Bankia:

  • Ser autónomo
  • Tienes que gestionar tu Cuenta_ON para autónomos 100% online
  • Aceptar que Bankia te mande información comercial (p.ej. emails)
  • Recibir la correspondencia de Bankia digitalmente, nada de papel

Cuenta Santander 1|2|3 Profesional

El Banco Santander no necesita presentación, tiene inversiones en medio mundo y opera desde el 1957. Junto al BBVA y CaixaBank son las entidades financieras de España con más renombre.

Su cuenta 1|2|3 Profesional está enfocada para empresas y autónomos. Parece que no tienen comisiones y te darán una tarjeta de crédito o débito. Deja que te explique sus principales pros y contras:

Lo que me gusta: Se trata de un banco grande por lo que podrás encontrar muchos cajeros y oficinas. No cobran comisiones de mantenimiento, ni por transferencias dentro de la UE, ni por las tarjetas. Podrás tener un TPV y emitir cheques. Disponible para empresas y autónomos.

Lo que no me gusta tanto: Abrir la cuenta es algo lioso por internet, lo más seguro es que tengas que ir a una oficina. Hay que cumplir requisitos estrictos para que la cuenta sea gratuita. Te intentan colar productos que igual no necesitas (p.ej. seguros por baja laboral). Con esta cuenta podrás configurar remesas de cobros (p.ej. domiciliaciones de tus clientes), pero este servicio se paga por separado – la comisión dependerá de tu caso particular.

Requisitos de la Cuenta Santander 1|2|3 Profesional:

  • Tendrás que ser autónomo o tener un negocio
  • Domiciliar tu recibo de la seguridad social *
  • Pagar las nóminas a tus empleados *
  • Tener ingresos superiores a los 1.800 € *
  • Realizar un número de operaciones con la cuenta (p.ej. 6 compras con la tarjeta) *

* Ten en cuenta que no hace falta que cumplas todas estas condiciones, con cumplir 3 te bastará

Cuenta Expansión Negocios del Sabadell

Se trata del cuarto grupo bancario en España, por detrás de Santander, CaixaBank y BBVA. Fundado en el 1881 en Sabadell ha crecido hasta tener casi 2 millones de clientes y más de 25.000 empleados.

La Cuenta Expansión Negocios del Sabadell es muy popular entre autónomos y pequeñas empresas. Entre otros tienen buenas ofertas para los TPV y no cobran comisiones. Pero deja que te dé un repaso a sus principales ventajas y desventajas:

Lo que me gusta: Cumpliendo con las condiciones no te cobrarán comisiones. Tampoco cobran por transferencias dentro de la Unión Monetaria Europea. Además podrás tener la tarjeta (de débito o crédito) gratis.

Lo que no me gusta tanto: Si no usas los cajeros de su red te cobrarán comisiones. Si no cumples las condiciones las comisiones son bastante elevadas. El cobro de los recibos que generes para tus clientes te costará como mínimo 0,60 € por recibo.

Requisitos de la Cuenta Expansión Negocios del Sabadell:

  • Ser autónomo o tener una empresa
  • Pagar la seguridad social
  • Pagar las nóminas de tus empleados
  • Pago de los impuestos (p.ej. IVA) con la cuenta

Cuenta Negocio BBVA

El BBVA cuenta con más de 160 años de historia en España, fue fundado en Bilbao en el 1857. Tiene presencia en más de 30 países y más de 75 millones de clientes. Y como ya debes saber, en España es una de las principales entidades junto Santander y CaixaBank.

Tiene una cuenta para autónomos y negocios muy interesante, ¡y sin comisiones! Ten en presente que esta cuenta es de uso exclusivo para negocios. Si necesitas financiación, el BBVA ofrece varias opciones (p.ej. descuento comercial o cuenta de crédito).

Lo que me gusta: Sin comisiones si cumples los requisitos. Se trata de un banco solvente y con un montón de oficinas y cajeros. Transferencias ilimitadas gratis dentro de la Unión Europea. También podrás emitir cheques con esta cuenta. Es posible contratar un TPV con la Cuenta Negocio del BBVA.

Lo que no me gusta tanto: Si no cumples con los requisitos es una cuenta algo cara, 10 € al mes. Si quieres una tarjeta de crédito tienes que acudir a una oficina a pedirla, por internet no te la darán. Si tienes autorización del cliente es posible cargarle recibos que tengan domiciliados (p.ej. la cuota de un gimnasio), pero este servicio se paga por separado – tendrás que preguntar el precio pues depende de varios factores.

Requisitos de la Cuenta Negocio BBVA

  • Tendrás que ser autónomo o una PYME
  • Domiciliar los pagos de la seguridad social (p.ej. cuota de autónomos) *
  • Pagar de impuestos con la cuenta (p.ej. IVA, IRPF o impuesto de sociedades) *
  • Realizar el pago de las nóminas de tus empleados *

* De estas opciones cumpliendo dos basta

Características de las cuentas para autónomos

Deja que te revele que deberías buscar en una cuenta para autónomos.

Hay 5 aspectos clave:

Domiciliación y pagos de recibos

Por lo menos una vez al mes tienes que pagar el recibo de autónomos, pero la cosa no termina ahí: el IRPF e IVA trimestral, facturas del teléfono, alquiler del local, luz, agua, seguros, etc.

Por eso necesitarás una cuenta que te permita hacer todo esto. Por raro que parezca no todos los bancos permiten pagar tasas a hacienda mediante cargo bancario – estas entidades lo permiten.

Tarjetas

Por supuesto quieres una cuenta que no te cobre nada por tus tarjetas, ni por retiradas de dinero en efectivo, ni por compras (p.ej. en otras divisas).

Puede que quieras una tarjeta de débito, o igual te viene mejor poder pagar a crédito. También es posible que necesites más de una tarjeta (p.ej. para tus empleados). Por eso antes de lanzarte a abrir una cuenta para tu empresa o negocio tendrás que valorar si se adapta a tus necesidades.

Pago de nóminas

Tener empleados es una responsabilidad muy grande ya que estos dependen de ti financieramente, cada mes tienes que pagarles o no podrán hacer frente al alquiler.

Por eso querrás una cuenta con la que puedas hacer los pagos de las nóminas de tus empleados fácilmente. Por ejemplo, algunos bancos permiten el pago por remesas automáticamente y de forma periódica (p.ej. cada día 27).

Transferencias

¿Cuántas transferencias haces al mes?

Por ejemplo, si tienes proveedores o empleados estoy seguro que haces unas cuantas transferencias cada mes. En mi opinión, tener una cuenta que no te cobre por hacer transferencias es indispensable.

Pero no solo a España, es posible que trabajes con otros países en Europa, si es así asegúrate que no te cobran por transferencias dentro de Europa.

Terminal Punto de Venta, TPV

Cada vez más los consumidores no llevamos efectivo en nuestras carteras y preferimos pagar con tarjeta – yo sin duda. Por eso, si ofreces productos o servicios necesitarás poder cobrar a tus clientes con tarjeta o perderás negocio.

Necesitarás una cuenta para tu negocio que te permita conectar un TPV para aceptar tarjetas. Hay muchísimas opciones: fijo, inalámbrico, 3g o incluso lo puedes montar en tu móvil. Todos ellos tienen tarifas y comisiones diferentes, analízalas con cuidado.

A mi entender los puntos anteriores son los más importantes a la hora de valorar un banco para autónomos o empresas. Pero algunas cuentas ofrecen algunos extras que puede que te interesen. Por ejemplo, financiación, servicios de gestoría, seguros profesionales o asesoramiento jurídico.

5 Requisitos de las cuentas para autónomos

Muy similar a las cuentas personales, los bancos exigen que los autónomos y empresas cumplan una serie de requisitos para ofrecer sus cuentas y tarjetas sin comisiones (o con menos comisiones).
Estos son los requisitos más típicos:
Domiciliación cuota de autónomo: Típicamente los bancos quieren que domicilies el pago de tu cuota de seguridad social (los autónomos) en la cuenta bancaria que abras con ellos.Uso del TPV: Otra de las condiciones puede ser que uses el TPV, si te facilitaron uno, un número determinado de veces por mes.Uso de la tarjeta: Por otro lado es muy común que las entidades financieras te exijan usar la tarjeta un mínimo de veces mensualmente para que estas te salgan gratis.

Pago y domiciliación de recibos: El objetivo de muchos bancos es que te vincules con ellos. Es por eso que a muchos les gusta que tengas algunos recibos periódicos con ellos, así es más probable que te quedes con ellos.

Ingresos y saldo: Otra condición que algunas cuentas para autónomos aplican es que tengas unos ingresos (p.ej. de tus clientes) mínimos al mensualmente. Otra opción es que mantengas un saldo mínimo en tu cuenta (p.ej. 2.000 €).

Financiación

Es muy probable que como autónomo o responsable de un pequeño negocio necesites financiación en algún momento. Por ejemplo, alguno de tus clientes no te paga y tienes que hacer frente a un gasto inmediato.

Algunos bancos para autónomos y negocios te ofrecen un mejor acceso a financiación cuando abres una cuenta con ellos.

Los tipos de financiación para autónomos y pequeñas empresas son:

  • Préstamo para tu negocio: muy similar a un préstamo personal, el banco deja una cantidad de dinero a tu negocio y lo devuelves en un plazo pactado a un cierto tipo de interés.
  • Cuenta de crédito: Tienes un saldo al que podrás acceder según lo vayas necesitando. La ventaja es que tan solo pagarás intereses por el dinero que uses. Similar a una tarjeta de crédito.
  • Descuento comercial: Estos son productos financieros más complejos con los que el banco te adelantará el dinero de tus cobros futuros. Por ejemplo, si tienes u cliente que te ha de pagar una factura a 60 días, podrías ir al banco con esa factura y que te adelantaran ese dinero.

Últimas reflexiones sobre las cuentas para autónomos y negocios

Bien, como has visto hay suficientes bancos que ofrecen cuentas para negocios y autónomos gratis, algunas incluso sin condiciones.

Pero claro, no todas las cuentas son adecuadas para todos los perfiles:

  • Si quieres una cuenta simple que no cobre comisiones y sin condiciones, la N26 Business será tu mejor opción. Pero ten en cuenta que no tiene oficinas pero podrás sacar dinero de cualquier cajero.
  • Para aquellos que quieran una cuenta sin comisiones y con la que operar completamente online, la Cuenta_ON de Bankia o la Cuenta Negocio BBVA son opciones muy válidas.
  • Si quieres remuneración por el dinero (hasta 5.000 €), Bankinter sería mi elección.
  • Por otro lado si vas a necesitar un TPV o acceso a financiación, el BBVA, Santander, Bankia y Sabadell son las alternativas que yo consideraría.

Espero que esta guía para elegir la próxima cuenta para tu negocio te haya resultado útil. Si tienes algún comentario estaré encantado de ayudarte.

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

Opiniones Raisin: 10 pros y contras que has de saber

Raisin es una de las plataformas de productos de ahorro (en Europa) más populares. Colaboran con más de 70 bancos, ofrecen más de 250 depósitos y hasta la fechas más de 170.000 clientes han confiado en ellos.

Según su página web Raisin ofrece ‘los mejores tipos de interés de toda Europa‘. Una afirmación que me sorprendió, imagino que a ti también. Pero claro, lo que realmente te estarás preguntando es qué opiniones merece Raisin, si sus inversiones y productos son seguros, y si se adaptarán a tu perfil de inversión.

Han conseguido más de 200 millones de euros en financiación para expandir su negocio. Empresas como PayPal, Thrive Capital, Index Ventures o Ribbit Capital han invertido en esta startup.

Para que puedas decidir sin volverte loco, le he dado un repaso en profundidad a este marketplace de los productos de ahorro (depósitos y cuentas para ahorrar).

Pero empecemos por el principio:

¿Qué es Raisin?

Raisin fue fundada en Alemania en el 2020, y opera en España desde finales del 2020. Es una plataforma online para contratar depósitos bancarios de toda Europa – ofrecen los que mayor rentabilidad tienen, y sus inversiones (hasta 100.000 €) están aseguradas – más sobre esto después.

Se centran en el mercado europeo, por lo que podrás abrir con ellos depósitos de cualquier país de Europa. No hace falta que te limites a la oferta de depósitos bancarios en España – donde la rentabilidad es bastante baja.

Raisin cuenta con más de 170.000 clientes registrados.

Nota: Recuerda que abrir una cuenta con Raisin es totalmente gratis.

Riasin, junto su matriz alemana WeltSperen ha ayudado a más de 170.000 clientes a invertir 11 mil millones de euros desde el 2020. Teniendo presencia activa en más de 30 países como España, Alemania, Holanda o Francia.

Productos que ofrece Raisin

Raisin se especializa en productos de ahorro seguros. Por eso ofrece:

  • Depósitos bancarios: La idea es simple, le dejas al banco un dinero durante un tiempo pactado y este te pagará interés. Al vencer el plazo te devolverá tu dinero. El interés puede ser fijo (depósitos a plazo fijo) o variable (depósitos estructurados). El plazo de los depósitos puede variar mucho (de 6 meses hasta 10 años) – más información.
  • Cuentas de ahorro: Se trata de un tipo de cuenta especial – no es una cuenta corriente. No podrás operar con esta (p.ej. hacer transferencias), solo podrás depositar dinero. A cambio el banco te pagará algo de interés. Podrás acceder a tu dinero siempre que quieras – más información.

La diferencia principal es que los depósitos se abren por una cantidad pactada inicialmente y por un tiempo determinado. Mientras que las cuentas de ahorro permiten ir añadiendo dinero (p.ej. mensualmente), y podrás acceder a tu dinero en cualquier momento pues no hay un plazo de vencimiento.

Típicamente estos son los instrumentos de ahorro que los pequeños ahorradores usamos para obtener algo de rentabilidad pero sin ningún riesgo. Al tratarse de depósitos en entidades financieras en Europa, estos están asegurados hasta los 100.000 €.

La rentabilidad de este tipo de producto está ligada el tipo de interés marcado por el Banco Central Europeo con el Euribor – últimamente este está bastante bajo.

Interés del Euribor desde el 2009

Por varios motivos, la rentabilidad entre entidades financieras europeas cambia. Es por eso que Raisin rastrea el mercado de depósitos y cuentas de ahorro en Europa, y trae las ofertas que mayor interés ofrecen.

Así con Raisin puedes sacar más por tu dinero.

Pros y contras de Raisin

Pero como todo, Raisin tiene una serie de ventajas e inconvenientes que tendrás que tener en cuenta antes de decidirte por ellos.

Personalmente, creo que sus mejores pros son:

  • Al recopilar ofertas de toda Europa, generalmente tienen una rentabilidad mayor.
  • Dentro de su plataforma hay una gran oferta de productos de ahorro, lo manejarás todo desde una sola cuenta.
  • Por lo general su sistema es fácil de usar y rápido y funciona exclusivamente online.
  • Raisin llega a acuerdos con muchas entidades para ofrecer productos exclusivos con mayores ventajas y rentabilidad.
  • Raisin es totalmente gratuito y no tendrás que pagar por las transferencias a tu cuenta.
  • Al invertir en entidades financieras europeas, los fondos de hasta 100.000 € están totalmente asegurados.

Y sus inconvenientes son:

  • Sin contacto directo con el banco en el que tendrás el depósito. Todas las gestiones las tendrás que hacer con Raisin – no tiene por qué ser malo.
  • Al contratar productos financieros en otros países puede que tengas que hacer algún trámite fiscal. Por ejemplo, rellenar el modelo 720 si tienes más de 50.000 € en el extranjero – más sobre esto después.
  • Necesitarás aportar algunos documentos para que comprueben tu identidad. Por ejemplo, tu DNI y una factura donde conste el domicilio, etc.
  • Por lo general pagan los intereses al vencimiento, aunque esto no es necesariamente una desventaja.

¿Es Raisin seguro?

Sí, Raisin es seguro. Pero veamos por qué:

Se trata de una empresa solvente que funciona desde el 2020, y sus más de 170.000 clientes no pueden estar equivocados, ¿no?

Por otra parte, entidades de la talla de PayPal o Thrive Capital han decidido invertir (confiar) en esta plataforma de productos de ahorro.

Su sede (y dinero) están en Europa, personalmente esto me genera mucha confianza.

Pero entremos en detalle de por qué tu inversión estará asegurada con Raisin.

A pesar de que el depósito en el que inviertas (o tengas tu cuenta de ahorro) esté fuera de España, tu dinero estará asegurado (hasta los 100.000 €) si se trata de una entidad financiera con sede en un país de Europa. Y Raisin tan solo opera con bancos y entidades europeas, así que tu inversión queda asegurada.

Tienes que entender Raisin como un intermediario (financiero) entre clientes y bancos. El dinero que tengas en Raisin quedará depositado en el Keytrade Bank (fundado en 1998), sucursal Belga del banco francés ArkéaDirect Bank SA – respaldado por el fondo de garantía de Francia. Por lo que si algo le sucediera a Raisin tu dinero no desaparecería con ellos.

Ese dinero es después transferido al banco con el que tú has decidido abrir el depósito (banco colaborador). Todos son bancos de la Unión Europea, así que tu depósito también estará asegurado, hasta los 100.000 €, por los fondos de garantía – según la ley tardarías un máximo de 15 días en recibir tu dinero si algo le pasara a un banco europeo.

Pero lo más normal es que no le pase nada ni a Raisin, ni Keytrade Bank ni ninguno de los bancos con los que Raisin trabaja. Las entidades financieras no suelen desaparecer a diario.

Resumiendo, con Raisin tendrás tu dinero asegurado como lo tendrías con un banco clásico español.

¿Cómo funciona Raisin?

Puedes entender Raisin como un marketplace de productos de ahorro en el que puedes crear una cuenta. Simplemente, hay que:

  1. Abrir una cuenta (ver siguiente sección)
  2. Transferir los fondos a invertir a tu cuenta Raisin
  3. Elegir en qué depósito o cuenta quieres invertir

¿Cómo abrir una cuenta en Raisin?

El proceso es bastante sencillo, tan solo necesitarás una cuenta de email, una conexión a internet y un par de documentos:

  1. Dirígete a www.raisin.es
  2. Haz clic sobre ‘Hazte cliente’
  3. Completa el formulario de registro (añade tu número de cuenta) – 4 pantallas
  4. Selecciona una contraseña segura
  5. Aporta los documentos que te indican en el correo electrónico que Raisin te mandará

Tendrás que aportar la siguiente documentación:

  • Copia de tu DNI, NIE o pasaporte – podrás enviarlo por correo postal, email o subirlo a la plataforma.
  • Un documento para confirmar tu residencia: factura, extracto bancario o certificado de hacienda.
  • Realiza una transferencia de 0,10 € a la cuenta que indican – ten en cuenta que es una cuenta en Bélgica, puede que tu banco te cobre una comisión por ello.

Una vez hayas completado todos estos pasos, Raisin comprobará tus documentos y te mandará un email confirmando la apertura de tu cuenta.

Nota: La ley obliga a Raisin a hacer todas estas comprobaciones, entre otras cosas, para evitar delitos económicos (p.ej. blanqueo de capitales). Por eso la apertura de la cuenta puede retrasarse unos días.

¿Cómo abro un depósito con Raisin?

Una vez tengas tus fondos en Raisin (mediante una transferencia) podrás elegir el producto y el plazo que quieres abrir:

  1. Dirígete a la pestaña ‘Mis inversiones’ de tu cuenta Raisin
  2. Haz clic sobre ‘¡Abrir uno ahora!’
  3. Busca el depósito que te interesa (más información)
  4. Cuando tengas claro qué depósito quieres abrir pincha sobre contratar
  5. Lee la información del depósito, ¿todo correcto?
  6. Rellena el formulario
  7. Lee y acepta las condiciones de la contratación
  8. Pincha sobre ‘Contratar’

Una vez hayas completado los pasos correctamente Raisin te mandará un correo confirmando la apertura del depósito. Ten en cuenta que al mandar los fondos las transferencias pueden tardar unos días por lo que puede que no recibas la confirmación al instante.

Nota: Para abrir una cuenta de ahorro el proceso es muy similar. En la sección ‘Productos’ tan solo tendrás que pinchar sobre ‘Cuentas de ahorro’ y seguir el mismo proceso.

Ofertas y promociones de Raisin

En el momento de escribir este análisis, Raisin tiene una promoción por las que te da dinero (hasta 200 €) si abres un depósito. Pero ten en cuenta que esta es solo para nuevos clientes, y por el primer producto que contrates.

Esta promoción no siempre la tienen disponible. Estos son las condiciones:

  • Raisin te regala 20 € por contrataciones de 5.000 € a 9.000 €
  • Raisin te regala 50 € por contrataciones de 10.000 € a 39.999 €
  • Raisin te regala 100 € por contrataciones de 40.000 € a 74.999 €
  • Raisin te regala 200 € por contrataciones superiores a los 75.000 €

¿Bancos y depósitos disponibles?

Pues Raisin.es tiene un montón de depósitos que puedes contratar. A la hora de elegir uno, yo tendría en cuenta 3 cosas:

  • Plazo: ¿Cuánto tiempo quieres tener la inversión?
  • Principal: ¿Cuánto dinero deseas invertir?
  • Cancelación anticipada: Por si quieres poder acceder a tu dinero antes de que venza el plazo – p.ej. para emergencias.

A corto plazo (1 año o menos) hay bastantes opciones para invertir en estos momentos con Raisin. Obviamente, no puedes esperar tipos de interés sobresalientes, pero algo te darán. Por ejemplo, actualmente Haitong, BACB y Banca Sistema tienen un tipo de interés superior al 1% TAE por depósitos a un año.

A medio plazo (de 3 a 5 años) puedes abrir depósitos que superan el 1,40% TAE con Banca Sistema, o depósitos por encima del 1,25% TAE con Privatbanka o Haitong.

Y si te apetece algo más a largo plazo (de 5 a 10 años), es posible encontrar depósitos con una rentabilidad de hasta el 2% TAE (Banca Sistema).

Nota: Ten en cuenta que el interés de los depósitos varía mucho, intento tener los tipos de interés actualizados, pero es probable que encuentres alguno que no sea correcto. Excusas si ese es el caso ��

Alternativas a Raisin.es

En mi experiencia, Raisin.es ofrece las mejores rentabilidades del momento. Pero si no ves claro abrir una cuenta con Raisin – por ejemplo, internet no es lo tuyo, hay un par de alternativas a Raisin. Pero ten en cuenta que el interés que te pagarán será mínimo:

  • Abre una cuenta remunerada: en el mercado hay algunas cuentas remuneradas (p.ej. de ahorro) que pagan algo de interés (bastante inferior al 1% TAE). En este artículo puedes encontrar las mejores del momento.
  • Abre una cuenta nómina: Unas pocas cuentas nómina ofrecen rentabilidad por tus ahorros. Ten en cuenta que suelen ser por un plazo limitado (p.ej. primeros 12 meses), y que el capital remunerado es limitado (p.ej. los primeros 5.000 €). Si este tipo de cuenta te atrae, dale un vistazo a la Cuenta Nómina de Bankinter.
  • Busca otros depósitos: Otra opción es buscar otros depósitos (p.ej. WiZink o Crédit Agricole) más tradicionales. Pero la rentabilidad que ofrecen es mucho más limitada que la de los depósitos de Raisin.

Resumiendo, existen alternativas pero espera rentabilidades (casi) nulas. Así que te animaría a que le dieras una oportunidad a Raisin, puedes empezar por contratar un depósito a corto plazo (p.ej. 3 meses) por un importe bajo (p.ej. 2000 €).

¿Qué pasa con mis impuestos?

Al tener el dinero fuera de España, a pesar de ser la Unión Europea, hay un par de cosas que tendrás que tener en cuenta:

  • Modelo 720: No es ilegal tener dinero depositado fuera de España, pero si lo haces hay que informar a la Agencia Tributaria (Hacienda). Por eso si en total los depósitos (o bienes) que tienes en el extranjero superan los 50.000 € tendrás que rellenar el modelo 720 (Declaración sobre bienes y derechos situados en el extranjero). Una vez presentado, no tienes que volver a a rellenarlo a no ser que el valor de tus bienes se haya incrementado en más de 20.000 €.
  • Certificado de residencia fiscal: La mayoría de países en Europa aplican retenciones automáticas a los depósitos (varía depende el país). Eso puede llevar a que termines pagando (por lo mismo) en España y en otro país. Por ello, necesitarás un ‘Certificado de residencia fiscal‘, y así evitar que el banco en el que tienes el depósito te practique la retención fiscal pertinente. Puedes pedirlo online o en una oficina de la Agencia Tributaria.
  • Documentos complementarios: Unos pocos países, además del Certificado de Residencia Fiscal, piden que el cliente rellene formularios complementarios o presente otro tipo de información fiscal. Raisin tiene una página con toda esta información muy bien explicada.

Tienes que tener en cuenta que tendrás que pagar impuestos sobre los intereses (no sobre el principal) que tus depósitos generen, aunque estén en el extranjero. Por eso hay que incluirlos en la declaración de la renta que hagas.

Estos son los tramos por retención fiscal para el 2020:

  • 19% para intereses por los primeros 6.000 € de intereses
  • 21% para los intereses de 6.001 € a 50.000 €
  • 23% para los intereses que superen los 50.000 €

Ultimas reflexiones y opiniones sobre Riasin

Personalmente creo que Raisin es una alternativa espléndida para poder sacar algo de rentabilidad (sin ningún riesgo) por tus ahorros. Los bancos de esta plataforma ofrecen intereses mucho mejores que los de España.

Como te he explicado, tus ahorros estarán seguros puesto que los fondos (tu dinero) siempre están depositados en entidades con sede en la Unión Europea – eso hace que tu depósito (o cuenta de ahorro) este asegurada hasta los 100.000 € por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Aunque sería muy raro que tuvieras que recurrir a este – Raisin lleva operando desde el 2020 sin sobresaltos.

Por otro lado me gusta la sencillez de su plataforma, resulta fácil comparar los diferentes depósitos que sus bancos ofrecen. Por ejemplo, tienen un comparador muy intuitivo con el que encontrar las ofertas que se adaptan a lo que buscas por plazo e importe.

Tienes que tener en cuenta que para abrir una cuenta Raisin tendrás que verificar tu identidad. Por ejemplo, tendrás que hacerles llegar una copia de tu DNI (p.ej. una foto online), ofrecer una prueba de tu dirección postal (p.ej. con la factura del agua). Ten presente que esto puede llevar un par de días, aunque podrás hacerlo todo online.

Por supuesto si tienes alguna pregunta o duda, deja un comentario e intento ayudarte encantado.

Si abres un depósito con Raisin podrás ganar hasta 100 € extra si inviertes más de 75.000 €, 50 € si inviertes entre 40.000 € y 75.000 €, 25 € por inversiones entre 10.000 € y 40.000 € y 10 € para depósitos de 5.000 € a 10.000 €.

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si cierra Raisin?

En realidad tus fondos no los custodia Raisin, los tienen depositados en un banco belga (Keytrade Bank). Pro eso, en el improbable caso que Raisin quebrara no afectaría a tu inversión o dinero.

¿Vale, y qué pasa si entonces cierra Keytrade Bank?

Al tratarse de una entidad financiera belga (con sede en la Unión Europea) el dinero que puedas tener en esa cuenta está asegurado hasta los 100.000 €. La misma protección que tendrías con un banco de España.

¿Qué pasa con mi dinero si cierra el banco donde invertí?

Raisin solo ofrece productos de bancos con sede en países de la Unión Europea. Estos están protegidos por los Fondos de Garantía de los respectivos países.

Por eso, una vez hayas invertido tu dinero en uno de los depósitos ofrecidos por Raisin, tu dinero también estará protegido por el Fondo de Garantía de Depósito del país del banco elegido – tal y como lo estaría en España.

¿Cómo contacto con Raisin?

Pues fácil, puedes mandarles un email ([email protected]) o llamar a su teléfono al 91 769 37 80 – horario de atención de lunes a viernes de 8:30 a 16:30.

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

Las crisis del 2008: Síntomas, Causas y Efectos

Recuerdo que estaba en clase y la profesora iba esos días muy loca – una especie de cóctel de inquietud y fascinación.

Y es que estaba contando la crisis del 2008 en vivo, durante la clase de finanzas. Personalmente no llegué a comprender la magnitud de lo que ocurría en los mercados financieros en ese momento.

Tampoco veía cómo eso me podía afectarme a mí o a mi entorno, no era rico y no tenía dinero, era estudiante.

No podía estar más equivocado.

La profesora sí que logró captar mi atención cuando dijo – chicos, la bolsa (de Madrid) cayó ayer un 9%, el mayor batacazo de la historia. En esa semana el Ibex perdió un 20%, se dice pronto.

Era octubre del 2008 y la crisis empezaba en España también. Pero veamos antes cómo comenzó, dónde y por qué.

¿Qué fue la crisis de 2008?

Se trató de una crisis financiera (específicamente de crédito) que estalló en Estados Unidos a finales del 2007, pero sus efectos empezaron a notarse a principios del 2008. Esta puso bajo presión a muchos países y negocios, además fue el desencadenante de otras crisis (p.ej. deuda pública).

¿Pero qué causó esta crisis?

Fácil, las entidades financieras prestaron dinero a muchas familias y negocios sin capacidad para devolverlo – las conocidas como hipotecas sub-prime.

¿Cómo empezó todo?

Generalmente a los inversores no les gustan los productos financieros con rentabilidad baja (p.ej. bonos del estado o depósitos). Entre el 2002 y el 2004 el tipo de interés en EEUU era inferior al 2%.

Tipos de interés en Estados Unidos (pre)crisis

¡Wall Street (y el resto de inversores) querían más!

Así que se pusieron a inventar formas ‘creativas’ para ofrecer productos financieros con mejor interés, y con un (supuesto) riesgo mínimo. En seguida se fijaron en el mercado inmobiliario – creían que el precio de la vivienda nunca bajaría, spoiler: sí baja a veces.

Y los CDO aparecieron.

¿Qué es un CDO?

Es este caso te puedes imaginar un CDO (Collateralized Debt Obligation) como una colección de hipotecas clasificadas según su riesgo de impago por parte del hipotecado (las familias).

Vamos que el banco de inversión (que vende productos financieros a inversores), compra a bancos normales (el que te concede un crédito) un montón de hipotecas, las clasifica según su riesgo, las empaqueta como un ‘bonito’ producto financiero y son vendidas a todo el mundo desde Wall Street a altas rentabilidades y un supuesto riesgo mínimo.

La rentabilidad de estos productos viene del pago mensual de la hipoteca de las familias. La cuota es pagada a quien sea el dueño de la hipoteca, en este caso los inversores ‘gracias’ a los bancos de inversión y Wall Street.

Si las familias no pueden pagar la cuota de la hipoteca, los bancos de inversión se quedarían con las viviendas y las venderían por más dinero del valor de la hipoteca. Recuerda que creían que el precio de la vivienda no bajaría nunca.

Nota: Los bancos de inversión (p.ej. Lehman Brothers) aseguraron las hipotecas (con menos riesgo) contra el impago para cerciorarse que recibían buena nota de las agencias calificadoras como Moody’s – así los inversores veían estos productos como seguros. Esto será importante en un par de párrafos.

Y esto fue bien durante un tiempo…

La fiebre de la hipoteca (y el CDO)

Pero como esto va de crisis las cosas se torcerían. Pero antes había que empaquetar más CDOs para que las consecuencias fueran descomunales.

Bajo la falsa suposición de que los precios de la vivienda nunca bajan, el triunvirato bancos (normales), bancos de inversión e inversores empezaron a volverse locos, pero locos de verdad con la bicoca de los CDO e hicieron 2 cosas muy peligrosas:

  • Concedieron hipotecas a clientes que no podrían devolverlas (p.ej. sin entrada, ni aval, ni ingresos fijos).
  • Se endeudaron ellos mismos (se apalancaron) para poder conceder más hipotecas y vender aún más CDOs.

Algunos economistas ven la desregularización del sistema financiero en Estados Unidos como la chispa que desencadenó esta fiebre de ‘empaquetar hipotecas’ y ofrecerlas en Wall Street.

Nota: En el caso de que hubiera impagos, quien sea el propietario de la hipoteca se queda con el inmueble. A diferencia de España, en EEUU cuando las familias entregan el piso o casa que no pueden pagar, la deuda (hipoteca) queda cancelada.

Mercado inmobiliario antes de la crisis de 2008

La gente empezó a comprar viviendas como inversión, y le concedían hipotecas a cualquiera, algo parecido pasó en España.

Precios medio de la vivienda en EEUU antes de la crisis

Esto provocó que el precio de la vivienda en Estados Unidos se pusieran por las nubes. Por ejemplo entre 1997 y 2006 el precio medio de los hogares se incrementó un 124%. Vamos que una casa que valía 100.000 $ US pasó a costar 224.000 $ US en menos de 10 años.

¡Una burbuja en toda regla!

Nota: Como veremos después también sabemos de burbujas en la vivienda en España.

Primeros impagos y bajado de los precios

Como el sentido común nos dice, los primeros impagos empezaron a llegar. Estos fueron seguidos por más impagos, y más impagos y muchos más impagos.

Los bancos de inversión empezaron a quedarse con las viviendas de los que no podían pagar su hipoteca. Pero no había a nadie a quien venderlas. Y aquello que no podía pasar, pasó:

¡El precio de la vivienda se desplomó como nunca antes!

Esto provocó que las familias tuvieran hipotecas por mucha más cantidad del precio de mercado (de ese momento). Recuerda que en Estados Unidos si devuelves la casa, se cancela el 100% de tu deuda y no le debes nada al banco.

Así que muchos dejaron de pagar su hipoteca y abandonaron sus viviendas. ¿Por qué iban a seguir pagando su hipoteca de 400.000 $ US cuando una casa similar en la zona valía 100.000 $ US?

Esto provocó aún más impagos y el precio de la vivienda se desplomó más, y creó un circulo vicioso perverso, y pánico.

Algunas entidades como Lehman Brothers quebraron y otras como Fannie Mae y AIG tuvieron que ser rescatadas por el gobierno federal de Estados Unidos. En Octubre del 2008 Bush aprobó un paquete de rescate del sistema bancario por valor de 700 mil millones de dólares.

Como puedes ver había un pastel considerable.

Contagio a otros sectores

Todo lo anterior llevó a una crisis de crédito. Inversores y bancos no querían prestar dinero a nadie (ni a otros bancos) por miedo a que estuvieran contagiados – los mercados se congelaron.

Y la economía sin crédito no funciona.

Organizaciones como General Motors y la Universidad de Harvard tuvieron problemas para conseguir créditos a corto plazo. Y las empresas tenían dificultades para pagar las nóminas de los trabajadores.

Desplome del Dow Jones después del rechazo al rescate

El contagio de la crisis (financiera) a la economía americana se inició con la caída del Dow Jones en más de 700 puntos. Los mercados entraron en pánico después de ver cómo el primer intento de rescate (de G.W. Bush) era rechazado por el congreso.

Esto supuso (a corto y medio plazo) la pérdida de 2,6 millones de puestos de empleo, más de 170.000 pymes tuvieron que cerrar y el salario medio americano cayó un 23%. Según algunos cálculos la crisis costó a los americanos 1,28 billones de dólares.

Te haces una idea, ¿no?

Pero hay que decir que el gobierno federal ha recuperado todo (o gran parte) del dinero de los diferentes rescates. Algo que no pasaría en España.

La crisis del 2008 en Europa

En las últimas décadas gracias a los avances tecnológicos y la apertura comercial, (casi) todos los países hacen negocios con muchos otros países. Algo que seguramente ha contribuido al gran crecimiento económico de los últimos 50 años.

Las economías de los países y los mercados financieros están profundamente (hiper) conectados.

Esto es lo que te permite poder comprar un móvil diseñado en Estados Unidos, producido en China y vendido en la tienda de tu barrio.

Si lo piensas por un segundo, ¡una locura!

Pero claro, esto significa que cuando la cosa no va tan bien para uno tampoco van bien para el resto. Y mucho menos si los problemas los tiene Estados Unidos, el líder económico mundial.

Además bancos europeos como el BNP Paribas, Deutsche Bank y UBS (y muchos otros) quedaron bastante expuestos a los CDOs de las hipotecas sub-prime.

Resumiendo, la crisis financiera del 2008 también golpeó Europa, y tardó 5 minutos en llegar.

Los efectos de la crisis de 2020 (en España)

España no fue una excepción y la crisis sub-prime golpeó fuerte nuestros mercados y finanzas. Por ejemplo, el Ibex perdió más del 40% de su valor en el 2008, y todo empezó instantes después de que empezara en Estados Unidos.

Si a esa falta de crédito (indispensable para que la economía funcione), le añadimos las malas practicas financieras, problemas económico-estructurales (p.ej. productividad baja) y la desregulación del sector financiero – nos sale un buen mix conocido como La Gran Recesión.

Pero deja que te cuente detalladamente el caso español.

Sistema Económico pre-crisis

Después de los atentados del 11-S la política de los principales bancos centrales fue la de dar crédito barato, los tipos de interés se bajaron artificialmente. Y aunque en Europa tuvo algunas reticencias, terminó por sucumbir.

Fuente Wikipedia: Evolución del Euribor

Esto hizo, como en Estados Unidos, que el margen de los bancos (y prestamistas en general) bajara. Así que los bancos y cajas se buscaron la vida para encontrar nuevas formas de generación de beneficios.

Empezaron a dar crédito a cascoporro a todo el que quisiera edificar o comprar vivienda. Recuerdas, creían que el precio no bajaría.

En España no había complejos productos financieros atados a hipotecas, pero teníamos nuestra propia historia de terror con las hipotecas. Algunas entidades financieras (muchas desaparecieron) ofrecían hipotecas por el 100% del valor de tasación, y de hasta 50 años.

Sitio web de Cam promocionando hipotecas en 2006

Pero ojo, que los bancos no solo financiaban la compra de hipotecas. También daban crédito a los constructores que las edificaban (como Martinsa-Fadesa). Vamos que financiaban la compra y la construcción – y comprometían sus cuentas doblemente.

Y cuando los bancos y cajas no tenían más dinero para prestar, pedían más al Banco Central de Europa, a intereses nunca vistos antes.

¡Y a seguir financiando vivienda!

Por ejemplo, en el 2005 España construyó más viviendas que Alemania, Francia e Italia juntas. En los años de ‘bonanza’ el precio de la vivienda se multiplicó por 2. Y en el 2006 la inversión en construcción representaba el 18% del PIB.

Así que los precios de la vivienda subieron y subieron y subieron…

Pero la administración pública no se quiso perderse la fiesta. Con el incremento en la recaudación de impuestos empezó el boom de la infraestructura pública.

Autopistas duplicadas, aeropuertos sin aviones, estaciones de AVE fantasma, quilómetros y quilómetros de alta velocidad, ciudades de la cultura y la ciencia y circuitos urbanos de Formula 1.

Pero no solo gastamos el superávit fiscal generado, sino que empezamos a endeudarnos para hacer proyectos extraños y muchas veces innecesarios. Exacto, creyendo que la vivienda nunca bajaría.

La deuda pública de España pasó de 378 mil millones de euros en el 2001 a 439 mil millones en el 2008. Mientras que la deuda en manos privadas se triplicó hasta los 2,17 billones de euros del 2001 al 2008.

Nota: Este (sobre) gasto de la administración pública no se entiende sin la corrupción, las mordidas y los enchufismos que han acabado con centenares de cargos públicos en los tribunales.

El principal motor de la economía era la construcción financiado por el dinero barato del Banco Central de Europa – la economía era sustentada (exclusivamente) por la deuda y eso tendría sus consecuencias.

Consecuencias de la crisis en España

Una vez la burbuja (mundial) financiera pinchó, el sistema se desmoronó:

  • El paro subió como la espuma
  • Los ingresos del estado (p.ej. por impuestos) cayeron como nunca antes
  • La venta de inmuebles se despeñó

Esto dejó las ‘vergüenzas’ del sistema económico español al descubierto. Veamos al detalle cómo nos afectó:

Boom de la morosidad bancaria

Era de esperar que muchas de estas familias no pudieran hacer frente a su hipoteca. Los bancos empezaron a acumular pérdidas por impagos y a quedarse con cientos de inmuebles que no serían capaces de vender.

Y como todas las burbujas, nuestra burbuja inmobiliaria terminó por explotar también.

Los impagos de las hipotecas fueron del 0,5% en el 2007 a sobrepasar el 5% en el 2020 – los años más duros de la crisis. Así mismo, otros impagos (p.ej. administraciones y empresas) catapultaron la morosidad española hasta superar el 10%.

Nota: Esto quiere decir que 1 de cada 10 créditos concedidos no serían devueltos.

Obviamente, el sector que más contribuyó a este aumento de la morosidad fue la construcción. La tasa de morosidad de este sector en el 2020 supero el 30%.

Cierre de empresas: La economía entra en barrena

A la dificultad por encontrar crédito – ya sabemos que la economía sin crédito no funciona, le añadimos altas tasas de morosidad y nos sale una fórmula muy nociva para la economía.

El ritmo de destrucción económico fue bárbaro. Como puedes ver en el siguiente gráfico durante la crisis había muchas más empresas que cerraban que aquellas que abrían. Justo lo contrario que en el 2008.

Empresas que abren vs empresas que cierran

Escalada del paro

Todo esto hizo que el desempleo sufriera en España – ese suele ser el punto flaco del país. Durante los años más duros de la crisis la tasa de desempleo pasó del 8,57% durante el 2007 al 26% del 2020.

Si se cierran empresas, hay despidos. ¿Lógico no?

Los principales sectores afectados fueron la construcción (se pinchó la burbuja de la vivienda) y la industria (no ayudó nada la falta de crédito). Los efectos de la crisis también se dejaron ver en el sector financiero – muchas entidades desaparecieron o realizaron ERES masivos.

Explosión del déficit público

La crisis explotó en mala hora, antes de las elecciones. Esto hizo que el gobierno no tomara las medidas (impopulares) necesarias para atajarla. De hecho negó sistemáticamente la crisis, a nadie le gusta ser el aguafiestas y no va nada bien si quieres ser reelegido.

% de la deuda pública de España sobre el PIB

De hecho el gobierno de ZP (Zapatero) puso en marcha el plan E (para el estímulo de la economía y empleo), una serie de acciones destinadas a mejorar la situación económica que le costaron a las arcas públicas más de 10.000 millones de euros.

Pues bien, pedimos dinero prestado para gastar e incentivar la economía – basado en teorías Keynesianas. Vamos, más de lo mismo.

Este sobregasto empezó a hacer mella en la confianza de los inversores que prestaban dinero al Reino de España – ¿te acuerdas de la prima de riesgo? Ni el gobierno ni la banca española eran capaces de recibir dinero prestado.

Evolución del interés del bono español a 10 años

Finalmente (en 2020) hubo un cambio de gobierno, con Rajoy a la cabeza las cosas tampoco mejoraron. Y vino con una idea clara, subir los impuestos: el IVA, sobre la renta, etc.

Estas medidas ponen bajo más presión a los trabajadores y pequeños empresarios. Siendo las grandes fortunas y empresas más grandes las que pueden escabullirse de estas medidas impositivas.

Eso hizo más inviable la devolución de la deuda privada.

El rescate

Mucho se especuló sobre Europa rescatando España, sinceramente, algo probablemente inviable por el peso global de la economía española. Por eso creo que no terminó por haber rescate al uso como en Grecia, Chipre o Portugal.

Aquí fue por la puerta de atrás.

Europa rescató el sistema financiero español (bancos y cajas). Pero que hay que recordar que gracias al cambio en la constitución pactado por PP y PSOE en dos tardes, este rescate es deuda pública también.

¿Cuánto le costó a España la broma de los banqueros?

Pues fuimos (recuerda deuda pública) rescatados por un montante de unos 65.000 millones de Euros. Algunos políticos aseguraban que no nos costaría ni un euro, pero lo cierto es que el Banco de España da por perdidos ya unos 42.000 millones de euros.

Europa nos aprieta las tuercas

Pero el rescate bancario no nos salió gratis. Europa nos dejó el dinero, pero nos puso condiciones para asegurarse que este dinero sería devuelto. Por ejemplo, los recortes en el presupuesto y la subida de impuestos (p.ej. subida del IVA al 21%) del gobierno de Rajoy responden a esas condiciones.

También impusieron medidas de adelgazamiento para el sector bancario español, y propusieron reformas estructurales para que España aumentara su productividad.

Las entidades financieras separaron sus activos tóxicos (prestamos que prevén no cobrar) de los no tóxicos. Estas crearon filiales (que no cotizan en la bolsa) con todos estos activos tóxicos para que la matriz pareciera saneada.

Finalmente, el estado compraría estos activos y los pondría dentro de un banco malo a nivel estatal, el Sareb.

¡Menudo banco tiene que ser ese!

Pero claro, con esto no había suficiente y el sector bancario tenía que adelgazar. De los más de 40 bancos y cajas del 2008 pasamos a menos de 10, y entre 5 bancos (CaixaBank, BBVA, Santander, Sabadell y Bankia) controlan más del 70% del sector. Además de continuos ERES a los trabajadores de la banca.

¿Quién se acuerda ahora de Caixa Laietana, Caixa Galicia, Bancaja o el Pastor ?

Últimas reflexiones sobre la crisis de 2020

Pues bien, después de casi 3000 palabras espero haberte podido aclarar un poco qué fue la crisis del 2008, cómo sucedió y cómo nos afectó. En mi opinión estos son los puntos clave:

  1. Hubo una crisis de crédito global por las malas prácticas del sector financiero
  2. En España la economía estaba sustentada en el boom inmobiliario
  3. Se nos fue la mano pidiendo crédito: a empresas, particulares y administración
  4. Cuando se pincha la burbuja seguimos gastando pensando que esto solucionará el problema
  5. Finalmente el sector bancario ha de ser rescatado con dinero público
  6. Parece que damos por perdidos más de 40.000 millones de euros
  7. Nuestra deuda pública ha llegado a niveles colosales.

Y claro, si tienes alguna pregunta o sugerencia deja un comentario, estaré encantado de leerte.

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

27 consejos con los que ahorrar dinero sin sufrir

Este es el porcentaje que los expertos recomiendan que ahorres. Vamos, que si cobras 1.400 € al mes (netos), deberías ahorrar un mínimo de 280 € al mes.

¿Cumples con esto?

Si eres como la mayoría de los españoles no. Como puedes ver en el gráfico siguiente estamos en la cola del ahorro en Europa.

Tener ahorros guardados es algo muy importante, sobre todo para las familias. Entre otros, estos son los principales motivos:

  • Ahorra dinero para cuando vengan las vacas flacas (p.ej. perdida de empleo).
  • Para afrontar gastos imprevistos (p.ej. la caldera se estropea o te viene una multa que no esperabas).
  • Como complemento para la jubilación.
  • Para la entrada de una hipoteca al comprar un inmueble.
  • Para el futuro de tus hijos.
  • Para poder irte de vacaciones.

Pero claro, te estarás preguntando, ¿cuánto debería ahorrar?

y más importante, ¿cómo lo consigues?

Pues sin más, te dejo estos 27 consejos diseñados para ‘revolucionar’ tus finanzas y enseñarte a cómo empezar a ahorrar dinero hoy mismo:

1. Descubre en qué te gastas el dinero

Lo primero es saber cuánto gastas y cuánto ingresas, ¿no?

Personalmente, me ayudo de la aplicación Fintonic para monitorizar los ingresos y gastos. Así sabrás cómo ajustar el presupuesto mensual (p.ej. cortar gastos en comer fuera).

Sigue los siguientes pasos para saber cuánto gastas y cuánto ahorras al mes:

  1. Descarga, instala y abre la app de Fintonic para Android o iOS.
  2. Crea una cuenta con tu email y contraseña.
  3. Selecciona y conecta tus cuentas bancarias (p.ej. Bankinter, Bankia o EVO).
  4. Completa la información de tu perfil (sexo, fecha de nacimiento, código postal, etc).
  5. Ahora selecciona qué tipo de notificaciones quieres recibir.
  6. Confirma el email y añade un pin extra de seguridad – opcional.
  7. Repasa todos tus movimientos y categoriza los que Fintonic no haya etiquetado correctamente (en la sección movimientos).
  8. En la sección gastos, añade lo que quieres gastar al mes en cada categoría (en previsto).
  9. Cuando recibas un nuevo gasto o ingreso, asegúrate que está en la categoría adecuada.

Otras alternativas similares son: Monefy, Mint o Wallet. O si no te fías de usar una app (p.ej. temas de privacidad), puedes montarte una hoja de cálculo – ten en cuenta que esto requerirá mucho más trabajo manual.

2. Define tu presupuesto con la técnica 50/30/20

Los expertos parecen señalar que entre el 20% y el 35% de tu salario deberías destinarlo al ahorro. Pero claro, esto es una afirmación muy genérica y puede que no sea adecuado para tu caso.

A mí, me gusta más la técnica del 50/30/20 para crear el presupuesto. Básicamente nos dice que aproximadamente deberíamos dedicar:

  • el 50% de nuestros ingresos a necesidades básicas (no evitables) como la hipoteca o alimentación.
  • el 30% lo destinas a cosas que quieres (p.ej. ocio, vacaciones, aficiones, etc.).
  • el 20% restante se destina al ahorro.

Dale un vistazo a la siguiente tabla con ejemplos de la regla 50/30/20 para diferentes rentas:

Renta (mensual neta) Necesidades Básicas
50%
Gastos no básicos (p.ej. ocio)
30%
Ahorro
20%
900 € 450 € 270 € 180 €
1400 € 700 € 420 € 280 €
1800 € 900 € 540 € 360 €
2200 € 1100 € 660 € 440 €
2800 € 1400 € 840 € 560 €
3200 € 1600 € 960 € 640 €
3800 € 1900 € 1140 € 760 €

Una vez tengas esta estimación, deberás ajustar las partidas según tu caso. Por ejemplo, si tu salario es muy alto, igual no quieres gastar el 30% de tu renta en ocio y prefieres ahorrar un 15% más. O lo contrario, no puedes ahorrar un 20% porque tienes gastos fijos (p.ej. alquiler) muy altos.

Una vez tengas decidido cuánto quieres (o puedes) ahorrar, deberás analizar tus gastos (punto anterior) y ver dónde puedes cortar. Los siguientes consejos te pueden dar ideas de por dónde empezar:

3. Ajusta el presupuesto usando sobres

Nada de cobrar en B o diferido, deja que te lo explique ��

Si te cuesta cumplir con el presupuesto que te has marcado, puedes ayudarte de sobres para organizar tus gastos. La cosa funcionaría de la siguiente manera:

  1. Crea un presupuesto al que ajustarte – ver punto anterior.
  2. Asigna sobres para cada categoría.
  3. Reparte tu dinero (p.ej. sueldo) en los diferentes sobres – acorde con el presupuesto.
  4. Guarda los sobres con el dinero en un lugar seguro.
  5. Coge dinero de cada sobre según lo vayas necesitando – p.ej. para la compra de la comida.

Nota: Este método puede ser un fastidio puesto que hace que tengas un poco de trabajo extra cada semana y cada mes. Además, tendrás que tener mucho efectivo en casa con el riesgo que esto conlleva.

4. Automatización del ahorro

Una vez tengas calculados tus ingresos y gastos y sepas qué cantidad puedes ahorrar, podrás hacer transferencias a tu cuenta de ahorros para ir acumulando lo que te sobra cada mes.

Pasados un par de meses, sabrás la cantidad mínima que puedes llegar a ahorrar. Simplemente, programa transferencias automáticas con el dinero destinado al ahorro al principio de cada mes, así no lo gastas.

Sigue los siguientes pasos:

  1. Calcula cuánto dinero te sobra al mes y apúntalo en un papel – ayúdate de los dos primeros puntos.
  2. Revisa tu cuenta y comprueba cuándo te pagan la nómina normalmente (día del mes).
  3. Añade una transferencia recurrente (y automática) desde tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros por la cantidad del punto #1 para un par de días después del cobro de tu salario (punto #2).
  4. Si al final del mes te sigue sobrando dinero haz una nueva transferencia a tu cuenta de ahorro con el sobrante, e incrementa la cantidad del punto #1 hasta encontrar el equilibrio.
  5. Repite este proceso cada mes.

De esta forma, no tendrás oportunidad de gastarte el dinero en cosas que no necesitas.

Nota: En mi caso, es la estrategia que más me ha ayudado a ahorrar – cada mes transfiero 500 € a una de mis cuentas remuneradas o depósitos, ahorrando 6.000 € al año sin enterarme – por ejemplo con los depósitos de Raisin.

Ahora que ya tienes tu plan de ahorro en marcha, veamos cómo puedes reducir los gastos (o incrementar los ingresos) para aumentar la cantidad que ahorras.

5. La regla de los 30 días

Hay numerosos estudios que han determinado que gran parte de nuestras compras son impulsivas – vamos, compras no planeadas y que muchas veces no necesitamos.

Por ejemplo, un estudio comprobó que los estadounidenses se gastan unos 5.400 $US en compras por impulso. Y (entre otras) los zapatos, ropa y comida para llevar son las más populares.

Para evitar este tipo de compras, podemos seguir la regla de los 30 días, que consiste en:

  1. Cuando notes la urgencia de comprar nuevas deportivas, un nuevo smartphone o incluso un par de calcetines, para por un momento y reflexiona.
  2. Pasados unos minutos, anota en un papel (o en una nota en tu teléfono) lo que querías comprar.
  3. Pon el papel en un lugar visible como en el recibidor de tu casa, o el escritorio de tu ordenador.
  4. Usa los siguientes 30 días para reflexionar si realmente necesitas ese producto y si lo vas a usar.
  5. Si pasados los 30 días decides seguir adelante, compra el producto sin sentirte mal.

Cantidad que puedes ahorrar: 4.500 € al año.

Nota: Datos de un estudio de EEUU y extrapolados al mercado español.

6. Repara, ahorra dinero y salva el planeta

Abres el armario, te vas a poner unos pantalones o un vestido y te das cuenta que la cremallera está rota.

¿Pero hace falta tirarlo y comprar uno nuevo?

Por ejemplo, en el Reino Unido han descubierto que se tiran a la basura millones de productos que podrían repararse (fuente en inglés).

Normalmente, reparar algo termina por salir más barato que comprar algo nuevo, a pesar de lo que la cultura popular nos hace creer. Además, reparar es mucho más beneficioso para el medio ambiente.

Este, es mi proceso para decidir si realmente tengo que deshacerme de algo o me sale más a cuenta repararlo:

  1. ¿Está en garantía? Muchas veces no nos aprovechamos de los 2 años de garantía.
  2. ¿Lo podría reparar yo mismo?
  3. Compara el coste de reparar vs. remplazarlo.
  4. ¿Qué desgaste tiene? Si es algo muy viejo con mucho uso igual es mejor cambiarlo.
  5. ¿Si lo remplazo por algo nuevo ahorraré en algo? P.ej. eficiencia energética.
  6. ¿Resultará muy difícil repararlo?
  7. ¿Realmente tengo que remplazarlo? P.ej. si se rompieron unos pantalones y tengo 8 más, igual no necesito unos nuevos – de vuelta a la regla de los 30 días.

7. Busca, compara y si encuentras algo mejor cómpralo

Esta frase se hizo famosa en un anuncio (muy antiguo) de detergente. Pero la verdad es que sigue siendo relevante.

Por ejemplo, en mi análisis de la tienda online de eGlobal Central, me di cuenta que esta popular tienda de electrónica es bastante más barata que Amazon o MediaMarkt – un 16,5% y un 20% respectivamente según mis cálculos.

Internet nos brinda una oportunidad de oro para comparar precios y elegir la mejor oferta para nuestro caso.

Este es el proceso que yo sigo para encontrar los mejores precios:

  1. Usa una ventana privada de tu navegador – algunas veces saben que estamos interesados en un producto y suben el precio.
  2. Busca en Google Shopping (imagen anterior) el producto que quieres comprar.
  3. Chequea manualmente las principales tiendas online (p.ej. Amazon, MediaMarkt, Zalando, etc.).
  4. Busca en Google cupones de descuento (p.ej. ‘[producto] + cupón de descuento’).
  5. Algunas tiendas online te mandan cupones de descuento si abandonas la compra antes de completarla, o te suscribes a su newsletter.
  6. Valora la compra de segunda mano. Sobre todo para productos no electrónicos.
  7. Llama a tiendas (físicas) cercanas a ti y pregunta el precio de lo que buscas.

Por cierto, existen otras aplicaciones y sitios web dedicados a buscar cupones y ofertas, no es mala idea darles un vistazo. Por ejemplo: Kelkoo, CIao.es, Tiendeo, Mascupon o Groupon.

Algunos estudios (en EEUU) han descubierto que el 30% de los compradores puede ahorrar más de 40 € a la semana usando cupones de descuento (fuente en inglés).

Cantidad que puedes ahorrar: 2.000 € al año.

8. Planea la lista del súper y ahorra un 25%

Vuelves del supermercado y te das cuenta que has terminado por comprar cosas que realmente no necesitabas.

No sé si esto te pasa a ti, pero personalmente, esta situación se repite si no hago una lista de la compra antes de ir al súper. Este es mi proceso:

  1. Haz una compra a la semana.
  2. Decide cuántas comidas cocinarás – p.ej. desayuno, comida y cena para 6 días.
  3. Haz un menú para cada comida – puedes llevarte el sobrante de la cena para comer en el trabajo.
  4. Anota los ingredientes que necesitarás comprar.
  5. Ves al súper y cíñete a la lista que has hecho.

Otros consejos son:

  • No vayas a hacer la compra de la semana con el estómago vacío.
  • Si tienes niños, intenta ir sin ellos al súper. Seguro que querrán algún caprichito.
  • Puedes usar una app como Out of Milk para crear la lista de la compra.

Algunos estudios parecen indicar que las personas que van al supermercado con una lista de la compra pueden ahorrar hasta un 25% (fuente en inglés).

Si tenemos en cuenta que anualmente gastamos unos 4.400 € en el supermercado (según el INE), un 25% de ahorro, serían 1.100 € a anualmente.

Cantidad que puedes ahorrar: 1.100 € al año.

9. ¿A qué supermercado te conviene más ir?

Algunas tiendas son más baratas que otras, y puede que no estés seguro en qué súper comprar.

Sitios como SoySuper.com pueden ayudarte mucho porque te permiten comprar una misma cesta de la compra en varios supermercados.

Averigua en qué supermercado te conviene más comprar:

  1. Guarda los tickets de tus últimas 3 compras semanales
  2. Ábrete una cuenta en SoySuper.com – o servicios similares.
  3. Asegúrate que introduces tu código postal para ver los precios de tu zona.
  4. Elige tu supermercado habitual y replica tu lista de la compra – producto a producto.
  5. Pincha sobre el carrito de la compra y consulta dónde te conviene comprar (ver imagen anterior).
  6. Repite el proceso para las otras comprar.
  7. Según los resultados decide a qué supermercado ir – o compra online si te queda muy lejos y sigue saliéndote a cuenta.

Por ejemplo, en mi caso después de hacer varias comprar online, Mercadona es el supermercado que más barata me sale la lista de la compra – hasta un 30%.

Si tenemos en cuenta que ‘solo’ gastamos 3.300 € (si llevamos lista de la compra sale más barato) al año en el súper, podemos ahorrar unos 900 € extra si compramos en un establecimiento más barato.

Cantidad que puedes ahorrar: 900 € al año.

10. Hazte vegetariano y ahorra en comida

Está claro que la carne y el pescado son mucho más caros que las frutas y verduras, ¿no?

Parece que en España (casi) el 8% de la población somos vegetarianos (fuente). Según algunos estudios, se pueden ahorrar unos 650 € al año con una dieta vegetariana (fuente).

Además, se evita la muerte de unos 200 animales al año por persona, y es muy beneficioso para el medio ambiente (fuente).

Cantidad que puedes ahorrar: 650 € al año.

11. Hazte el tupper y ahorra 57 € semanales

Si comes en el trabajo, sabrías decirme cuánto te gastas a la semana en comida, ¿y al año?

Veamos si lo podemos averiguar.

Según datos de Statista, el precios medio del menú de medio día en España fue de unos 11,50 € en el 2020 – supongo que ahora será un poco más caro, pero como experimento ya nos vale.

Rápidamente vemos que un trabajador con una jornada laboral de 5 días gastará casi 60 € a la semana. Esto supone un coste de 2.622 € al año (contando 46 semanas laborables).

Pues fácil, planea qué te quieres llevar de comer cada día al trabajo y podrás ahorrar todo ese dinero – de vuelta al punto #9.

Personalmente, uso un truco bien simple. Cada noche hago un poco más de cena y así ya tengo comida para el día siguiente. Además, si cocinas sano, puede que hasta tu salud mejore un poco.

Nota: Puede que te den vales de comida en el trabajo, personalmente, preferiría que me lo dieran como más sueldo y yo decidir cómo gastarlo. Claro está, puede que en tu empresa no sean flexibles.

12. Ahorra dinero pedaleando al trabajo

Tengo la suerte de ir caminando al trabajo – sí soy muy afortunado. Pero está claro que si vas al trabajo en transporte público (o privado), esto tiene un coste que no es despreciable.

Eso dependerá de cada caso, de si usas transporte público o transporte privado.

Algunos estudios parecen haber descubierto que de media en España nos cuesta unos 650 € al año ir al trabajo en transporte público, y unos 1.900 € anuales en transporte privado.

En algunos casos no hay alternativas, pero en otras sí:

  • ¿Puedes ir al trabajo en bici? Sin duda este es el medio de transporte más económico, te puedes comprar una bici en Amazon por menos de 200 €.
  • Si tu lugar de trabajo está muy lejos o te da pereza pedalear, siempre puedes hacerte con un patinete eléctrico. Estos son un poco más caros, pero puedes ahorrar en transporte, sobre todo si lo cargas en el trabajo ��
  • Obviamente, siempre es preferible usar el transporte público, de media el transporte privado cuesta 3 veces más.
  • Si no tienes más remedio que usar coche o moto, intenta compartirlo con algún compañero, así puedes reducir el coste de transporte a la mitad.

Cantidad que puedes ahorrar: entre 650 € y 1.900 € al año.

13. Alquila la habitación extra (y otros ahorros en vivienda)

Sin duda, el alquiler (o la hipoteca) es uno de los gastos más grandes. De media, los españoles nos gastamos unos 650 € al mes en el pago de la vivienda (alquiler o hipoteca).

Esto representa el 40% de los ingresos de los españoles.

La verdad es que no hay muchas alternativas para pagar menos alquiler, pero algunas ideas son:

  • Comparte piso y ahorrarás dinero en alquiler y facturas.
  • Si tienes pareja y cada uno vive por separado, mudarse juntos puede suponer mucho ahorro –ármate de paciencia la convivencia puede ser dura al comienzo.
  • Múdate a un piso más barato. Por ejemplo, si tienes un piso en el que te sobran habitaciones, puedes buscar algo más pequeño y económico.
  • Si no te quieres mudar y tienes habitaciones de sobra, puedes alquilar una.
  • Antes de renovar el contrato de tu piso, habla con el propietario e intenta que te mejoren la oferta – puede que prefiera no ganar tanto, pero tener a alguien de confianza.

La verdad que ahorrar dinero aquí no será fácil. Pero si consiguieras pagar 50 € menos al mes, esto te supondría un ahorro de 600 € anuales.

Cantidad que puedes ahorrar: 600 € al año.

14. Que los gastos extra no te pillen con la guardia baja

A todos nos gustaría que la caldera, el coche o la lavadora duraran para siempre. Pero el caso es que tenemos que repararlos (o incluso cambiarlos) cada cierto tiempo.

Por eso, planear y crear un presupuesto para este tipo de gastos grandes (y extraordinarios) te puede ayudar a ahorrar.

Pues no tendrás que pedir un crédito o fraccionar tu compra, y esto hará que te ahorres los intereses – que pueden llegar a ser del 25% TAE para algunos créditos personales, menuda locura.

Los gastos extraordinarios más típicos son:

  • Seguros y mantenimiento de vehículos.
  • Impuestos sobre la renta (IRPF).
  • Gastos en sanidad (p.ej. dentista).
  • Averías inesperados en el hogar (p.ej. caldera, electrodomésticos o muebles).
  • Gastos en mascota (p.ej. veterinarios).
  • Regalos de navidad y cumpleaños.

Para estos gastos que pueden o no venir, te aconsejaría que crearas un presupuesto. Cuando empieces con tu plan de ahorro sigue este proceso:

  1. Identifica los gastos extraordinarios que vayas a tener seguro (o casi seguro). Lo mejor aquí es tirar de memoria o revisar las facturas de años anteriores.
  2. Reflexiona y averigua cuánto te van a costar (más o menos) este año.
  3. Ahora solo tienes que sumar y calcular la cantidad final de todos estos gastos extra.
  4. Decide dónde guardarás todo ese dinero que irás necesitando a lo largo del año. Mi consejo es que lo tengas en una cuenta de ahorro (tienen total disponibilidad y te dan algo de interés).

15. Planea las vacaciones: ahorra dinero y evita malas experiencias

Pues sí, este es un gasto extra (como los anteriores). A todos nos gustan unas buenas vacaciones, pero claro, nos pueden costar un montón de dinero si no lo planeamos bien.

Además, si le dedicamos más tiempo a organizar nuestras vacaciones seguro que terminaremos por tener mejores experiencias y aprovecharemos mejor el tiempo.

Para planear las vacaciones responde estas preguntas primero:

  1. Decide cuánto van a durar tus vacaciones.
  2. Cuándo quieres ir de vacaciones – p.ej. julio y agosto son más caros que mayo y octubre.
  3. Decide dónde ir, marcará mucho cuánto gastarás – Noruega es más caro que Marruecos, ¿no?.

Ahora pasa a crear el presupuesto en una hoja de Excel o un bloc y anota los siguientes datos:

  1. Cuánto te va a costar ir y volver de vacaciones – avión, tren, coche, etc.
  2. Dónde vas a hospedarte – hotel, apartamento, camping, etc. Calcula el coste global (número de noches por precio por noche).
  3. Cuánto te va a costar desplazarte (alquilarás un coche, usarás transporte público, etc). Anota el coste previsto en tu presupuesto.
  4. Decide cuánto vas a gastar en comidas y anota el dato. Obviamente no es lo mismo comer de supermercado que comer de restaurante.
  5. Piensa qué actividades vas a hacer. Por ejemplo, si vas de playa y sol será barato, pero si quieres hacer excursiones o deportes de aventura, la factura incrementará.
  6. Si vas a comprar regalos decide cuánto quieres gastarte por persona.
  7. Ten en cuenta las posibles emergencias y gastos extra (p.ej. seguro de viaje)

Nota: Por supuesto tendrás que calcular los datos anteriores teniendo en cuenta tu destinación. Para eso puedes usar una guía de viajes, todas marcan cuánto cuestan estas cosas más o menos.

Si tenemos en cuenta las últimas encuestas, en España nos gastamos entre 1.000 € y 2.000 € de media en vacaciones.

Si suponemos que planeando las vacaciones con el método anterior podemos ahorrar entre un 20% y un 25%, tenemos un ahorro anual de entre 200 € y 500 €.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 500 € al año.

Ahorra dinero pagando menos en facturas

Agua, electricidad, gas y teléfono. Estas son las facturas por excelencia en los hogares españoles.

El precio de cada una de estas dependerá un poco de los servicios que tengas contratado y el uso que hagas.

Por ejemplo, usas electricidad para calentar el agua y para cocinar cocina, tu factura de la luz será más alta. Lógico, ¿no?. Por eso resulta difícil saber cuánto deberías pagar.

Pero según algunos datos estos son los precios medio en España:

  • Una media de unos 56 € mensuales en electricidad.
  • Un promedio de 40 € al mes en gas.
  • 10 € mensuales de media (por persona) en agua.
  • 66 € al mes en telecomunicaciones (internet y teléfono).

Para ahorrar dinero en estas facturas sigue los siguientes consejos:

16. Ahorra en teléfono e internet – 400 € al año

¿Quién llama mucho por teléfono hoy en día?

Si pagas más de 35 € o 45 € en teléfono + internet, seguramente tienes una oferta contratada demasiado alta.

Si este es tu caso, contacta con tu compañía y pide que te bajen la tarifa. Si no atienden a razones, menciona que estás valorando cambiarte de proveedor. Si siguen sin reducirte el precio, cámbiate a un nuevo operador.

Nota: Personalmente, tengo internet (fibra) + 2 móviles + teléfono fijo en casa con Vodafone y nos cuesta 35 € al mes. En mi caso estuve pagando más de 75 € al mes por un servicio peor (equivalentes características) con Movistar, conseguí pagar menos de la mitad al marcharme, alucinante.

Por cierto, ni se te ocurra comprar un teléfono con una de esas ofertas irresistibles que tienen. Terminarás por tener contratos durante años que te sacarán el dinero poco a poco. Si no puedes pagar un iPhone o el último Samsung, no te lo compres, existen multitud de buenos teléfonos mucho más baratos.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 400 € al año.

17. Ahorra en la factura del gas – 120 € al año

Típicamente, usamos el gas para tres cosas: cocinar, calentar el agua y para la calefacción. Como norma general puedes seguir los siguientes consejos y ahorrar dinero:

  • No uses la calefacción, siempre puedes ponerte más ropa.
  • Pero si tienes que usarla, pon el termostato a una temperatura racional. Poner la calefacción tan alta que vas en pantalón corto por casa no es lógico.
  • Si una habitación está vacía y no la usas, apaga la calefacción y cierra la puerta.
  • No abras la ventana durante horas, 10 minutos son suficientes para ventilar la casa.
  • Asegura un buen mantenimiento de la calefacción y la caldera. Equipos ineficientes pueden hacer disparar el consumo.
  • Tapa las ollas mientras cocinas (p.ej. al hervir la pasta).
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas.

Según algunos datos (fuente) puedes ahorrar entre 75 € y 120 € al año.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 120 € al año.

18. Ahorra en la factura del agua – 150 € al año

La verdad es que la factura media del agua no es muy elevada. Por lo menos para aquellos que no tenemos piscina o jardín.

Aún así, si crees que pagas mucho por el agua, intenta los siguientes típicos consejos:

  • Cierra el grifo – p.ej. mientras te lavas los dientes.
  • Dúchate y no te bañes.
  • Mete el agua fría, mientras esperas que se caliente en la ducha, en un barreño. Úsala para limpiar o regar las plantas.
  • Ten plantas que no necesiten mucho agua (p.ej. cactus) – además no se mueren en verano.
  • Asegúrate que el lavaplatos y la lavadora están completamente llenos.
  • Si tienes una piscina, vacíala y no la uses – ves a la piscina municipal.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 150 € al año.

19. Ahorra un 20% en electricidad

La luz es, seguramente, una de las facturas del hogar que más nos cuesta. Hay que decir que (casi) hace falta ser ingeniero para entender la factura: peajes, alquiler de equipos, impuestos, consumo, potencia contratada, etc.

Aún así, hay un par de cosas que podemos hacer para pagar menos en electricidad:

  • La tarifa regulada es más económica que la del mercado libre. Pásate a la regulada.
  • Contrata una tarifa con discriminación horaria y usa los electrodomésticos en las horas baratas. Por ejemplo, pon la lavadora antes de las 12 del mediodía.
  • Comprueba que no tienes más potencia contratada de la que necesitas.
  • Asegúrate que tu instalación eléctrica está en buenas condiciones.
  • Usa los electrodomésticos en modo ecológico y elige dispositivos eficientes (A, A+ y A++).
  • El frigorífico consume mucho, no lo tengas más frío de lo que necesitas y no te olvides la puerta abierta.
  • Usa bombillas eficientes, por ejemplo LED.
  • No te vuelvas loco con el aire acondicionado y la calefacción. Pon una temperatura moderada.
  • Apaga la luz si no la usas y apaga los equipos por completo – nada de modo stand by (piloto rojo de la tele).

Cantidad que puedes ahorrar: unos 300 € al año.

20. Ocio gratuito

No sé tú, pero en mi caso gran parte de mi dinero se va en ocio, sobre todo en restaurantes.

Según datos de Fintonic, los españoles nos gastamos 1.859 € de media en restaurantes (unos 150 € al mes), a los que acudimos unas 62 veces al año (5 veces al mes).

Esto quiere decir que cada vez que salimos a comer fuera, nos gastamos unos 30 €.

Ves por dónde voy, ¿no?

Exacto, hay que salir a comer fuera menos (lo sé, será duro).

Algunos trucos para ahorrar en ocio:

  1. Limitar a 3 las veces al mes que comerás fuera – con esto ahorras unos 60 € al mes.
  2. Antes de ir a un restaurante mira cuánto vale y si la calidad te compensa. Además, siempre puedes ver si hay descuentos u ofertas (p.ej. TheFork.com).
  3. No vayas al cine durante el fin de semana – entre semana cuesta la mitad (4 € o 5 € menos).
  4. Obviamente, puedes llevarte los snacks al cine del supermercado – 7 € u 8 € por una Coca-Cola y palomitas me parece abusivo.
  5. Todos los museos son gratis un día al mes.
  6. Me encanta ir al monte de caminatas – totalmente gratis.
  7. Júntate con tus amigos en casa y evita ir de cena o al bar. Eso sí, puede que tengas que limpiar la casa al día siguiente.
  8. Si vives en una ciudad grande (o cerca) está lleno de actividades gratuitas – dale un vistazo a TimeOut.
  9. Si vas a invertir en un hobby (p.ej. fotografía o ciclismo) alquila el equipo antes de comprar nada – cuántas cosas tendré en casa que he usado solo un par de veces (p.ej. pies de gato para escalar).

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 850 € al año.

21. No compres regalos a toda la familia, jugad al amigo invisible

Solo en regalos de Navidad los españoles nos gastamos unos 270 € (fuente). Personalmente, muchas veces los regalos que recibo no me terminan de convencer y terminan escondidos en algún cajón y pienso…

Comprar solo un regalo y de mejor calidad puede ser más interesante. Para ahorrar aquí podemos probar lo siguiente:

  1. No compres regalos para toda la familia. Jugad al amigo invisible con un límite – por ejemplo, 50€.
  2. Regala cosas que serán realmente útiles.
  3. Compra los regalos en períodos de promoción (p.ej. Black Friday).
  4. Si eres un manitas, haz tú mismo el regalo (p.ej. posavasos de cerámica).
  5. Compara precios online antes de comprar nada.

Cantidad que puedes ahorrar: unos 220 € al año.

22. Dedica un día al mes a no gastar

Créeme, se puede vivir sin gastar dinero (innecesariamente) varios días. Como un ejercicio motivacional te propongo lo siguiente:

Dedica un día entero al mes a no gastar, pero no gastes nada. Ni en comida en el supermercado. Por supuesto tendrás que estar preparado, así que haz todas tus compras (básicas) por adelantado.

Con esta estrategia aprenderás a controlar tus gastos superfluos, te ayudará a darte cuenta de las veces que terminas por gastar sin necesitarlo – un café aquí, un croissant allí, etc.

Y cuando te veas con ganas de más, dedícale un día a la semana a no gastar. Aquí es cuando empezarás a notar la diferencia.

23. Cancela las suscripciones que no uses

En los últimos años han proliferado los servicios con modelos de suscripción – pagos mensuales, trimestrales o anuales por acceder a servicios.

Estos son ideales para los que venden esos servicios, pero una ruina para ti.

Entre otros podemos encontrar: gimnasios, Netflix, Spotify, HBO, el futbol, contratos de teléfono, mystery boxes, servicios de maquillaje, Amazon Prime, comida a domicilio, limpieza del hogar y hasta de maquinillas de afeitar.

¿Ves por dónde voy no?

Exacto, solo deberías tener aquellas suscripciones que vayas a usar. Y si puedes, paga anualmente, esto suele ser más barato – a mí el gimnasio me sale mucho más barato al pagarlo anualmente.

Te aconsejo lo siguiente:

  1. Revisa tus cuentas corrientes en busca de todas las suscripciones que tengas.
  2. Anótalas en una libreta o en una hoja de cálculo.
  3. Averigua cuánto te cuestan al mes (¿y al año?) – por ejemplo, Netflix cuesta unos 100 € al año.
  4. ¿Te saldría más a cuenta tener un pago por uso en vez de una suscripción?
  5. ¿Podrías compartirlo con alguien? P.ej. yo comparto Netflix.
  6. Valora si realmente usas ese servicio o producto.
  7. Si no lo ves claro, cancela el servicio.

Por ejemplo, si cancelas 2 o 3 suscripciones que te cuestan 10 € al mes, terminarás por ahorrar más de 300 € anuales – ¿nada mal no?

24. Ahorra todos los extras

Bien fácil.

Si recibes una paga extra, te devuelven dinero en la declaración, te tocan 100 € en la lotería, tu tía te da 50 € por Navidad o cualquier otra cosa, ahórralo directamente.

Ni te plantees gastarlo. Es dinero que no te esperabas, ¿cierto?

Pues ponlo en tu cuenta de ahorros, como si nunca lo hubieras tenido.

25. Vende todo aquello que no necesites

No sé tú, pero yo tengo decenas de cosas que no necesito (y no uso) en casa. Desde ropa a tablas de snowboard, portátiles viejos que funcionan o cometas de tracción.

Sí, como puedes ver gasto demasiado dinero en deportes de aventura y tecnología – que después no termino por usar.

Entre otras cosas que puedes vender:

  • Cosas que compraste y que no usas – ¿te acuerdas de aquella guitarra?
  • Dispositivos electrónicos viejos o que no funcionen (o que funcionen) – teléfonos, ordenadores y tablets.
  • Ropa que no uses.
  • La ropa, libros y juguetes de tus hijos que ya no usan.
  • Tarjetas regalo que te regalaron y no usarás – p.ej. experiencias de Atrápalo o Wonderbox.
  • Tus libros de la universidad.
  • Regalos que tienes aparcados en un cajón porque nunca te gustaron.
  • Joyas y relojes que no te pongas.
  • Herramientas que no uses.
  • Todo lo que se te ocurra.

En mi caso, he encontrado lo siguiente:

  • Super NES – 70 €
  • Portátil Asus – 100 €
  • Macbook blanco –200 €
  • 5 sudaderas, 3 pantalones largos y 3 chaquetas – 35 €
  • Tabla de snow – 40 €
  • Cometa de tracción 3,2 – 90 €
  • Móvil Samsung viejo – 25 €
  • Bici plegable del Decathlon – 90 €
  • 2 escritorios del Ikea – 40 €
  • Hamaca Ikea – 10 €

Me he dado cuenta que tengo en casa, por lo menos, 700 € en cosas que no uso, no necesito y además me ocupan espacio. Habrá que vender todo esto en Wallapop o eBay.

Cantidad que puedes ahorrar: unos 700 € en mi caso.

26. Crea un recordatorios visuales que te ayuden a ahorrar

Este igual te parece un consejo un poco cutre, pero a algunos nos viene bien para controlar nuestros impulsos a la hora de gastar dinero.

Crea recordatorios visuales para incentivar el ahorro. Como por ejemplo:

  • Pega una etiqueta en todas tus tarjetas de crédito que diga ‘¡Ahorra dinero!’.
  • Dibuja una hucha en el espejo del baño o del recibidor.
  • Añade la palabra ‘ahorro’ o ‘NoGastesMucho’ en tus contraseñas relacionadas con las compras online (p.ej. Amazon o PayPal).
  • Ponte un gráfico con el ahorro acumulado del año de fondo de pantalla.
  • Configura la página web de tu banco como la primera que se abra al entrar en internet.
  • Ponte frases que te motiven a ahorrar en la nevera (p.ej. 460 € ahorrados en enero).
  • Usa FutureMe para mandarte emails que te motiven a ahorrar.

Lo reconozco, algunas de estas sugerencias pueden ser un poco demasiado. Pero si te sirven para ahorrar, ¿por qué no usarlas?

Si tienes alguna estrategia similar de tu cosecha, me encantará leerla en los comentarios.

27. Cuánto (en días) te cuesta tu compra

Este es un buen truco si quieres (auto) disuadirte de comprar o gastar dinero al tun tun. Antes de realizar el pago, piensa cuánto te costará esa compras en horas de trabajo.

Créeme, es una excelente manera de ‘aguarte’ la fiesta, y casi siempre funciona (por lo menos a mí).

Tan solo tienes que:

  1. Dividir el sueldo que percibes por las horas trabajadas. Por ejemplo, si asumimos que cobras 1.200 € y trabajas unos 21 días al mes, ganas unos 57 € cada día que trabajas.
  2. Ahora cada compra que vayas a hacer divídela por lo que ganas en un día – en nuestro caso 57 € diarios.
  3. El resultado serán los días (completos que tienes que trabajar) para comprar ese capricho, ahora reflexiona si te compensa.

Para que te hagas una idea, con el ejemplo anterior tendremos que trabajar unos 20 días para pagar un iPhone X, en cambio ‘solo’ necesitaremos 8 días si terminamos por comprar un Huawei p20.

¿Cuál elegirías tú?, con este caso yo lo tengo claro: el Huawei.

Ahorrar dinero, últimas reflexiones

En total, con estas estrategias es posible ahorrar unos 14.000 € al año.

Supongo que tienes claro que es imposible aplicar todas las técnicas a la vez – te volverías loco. Además, puede que muchos gastos no los tengas (p.ej. relacionados con hijos).

¿Pero cómo ahorrar dinero?

Pues mi consejo sería que veas dónde están tus mayores gastos (los puntos 1 y 2 te ayudarán), y aplica 6 o 7 técnicas relevantes para tu caso.

Por ejemplo, si ves que te gastas mucho dinero en compras impulsivas, los consejos 5, 6, 7, 8, 26 y 27 te ayudarán a controlar estos gastos.

Y si tienes cualquier pregunta, comentario o sugerencia, por favor deja un comentario. ¡Estaré encantado de leerte!

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

Síguenos

Para estar al día con nuestras últimas novedades

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Como ganar dinero con el tipo de cambio
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: