Comprar acciones de Apple ¿Por qué y cómo hacerlo

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Comprar acciones de Apple: ¿Por qué y cómo hacerlo?

Apple es una de las empresas más valoradas de todo el mundo (de hecho, es la empresa más grande). Siendo así, es normal que mucha gente se interese en su evolución y trata de comprar acciones. Hoy, te explicamos cómo comprar acciones de Apple para invertir desde casa.

¿Es buen momento para comprar acciones de Apple?

Invertir en una empresa no es en absoluto complicado. Solo tienes que registrarte en una de las plataformas que te mencionamos al final del artículo, y empezar a comprar y vender acciones. Lo que sí es difícil es elegir el mejor momento para invertir.

Si compras acciones en un momento en el que el precio está muy alto, es posible que el precio caiga, y tú pierdas dinero. Por lo tanto, es importante comprar en el momento adecuado si no quieres ver cómo se vacía tu cuenta.

¿Cómo elegir el mejor momento para invertir? Pues, lógicamente, analizando la compañía. Para ello, tienes dos tipos de análisis. El primero es el análisis fundamental, y el segundo es el análisis técnico.

Si no conoces estos dos términos, te recomiendo que investigues un poco antes de invertir. De lo contrario, es muy improbable que llegues a ganar dinero (y, si lo haces, será por pura suerte).

En el caso de Apple, ya nos hemos encargado nosotros de añadiros el grafico con la cotización de Apple, como puedes ver en este gráfico:

Cómo ganar en las caídas

Pero también podría suceder que las acciones que compres se den la vuelta y empiecen a caer. ¿Qué hacer, entonces? Pues, lo primero, vender las acciones que compraste para quedarte con la ganancia.

Después, deberías aprovechar la caída para ponerte corto. Ponerte corto significa vender acciones que no tienes para comprarlas en el futuro. Si vendes una acción cara y la recompras cuando el precio esté barato… ¡También ganarás la diferencia!

¿Cómo compro las acciones?

A la hora de comprar acciones de Apple (como de cualquier otra empresa) tienes dos opciones fundamentales. La primera es comprar las acciones directamente, mientras que la segunda consiste en comprar un producto derivado llamado CFD (ver que es un CFD).

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

La diferencia entre un tipo de inversión y el otro es que la compra de acciones se lleva a cabo a través de intermediarios más caros, por lo que no es muy rentable en las inversiones a corto y medio plazo.

Sin embargo, con los CFDs, da igual que inviertas a dos días vista o a dos años vista, porque las comisiones son mínimas. Es la opción que recomendamos. Y, si finalmente te decantas por comprar CFDs de Apple, tu mejor opción es una de estas dos plataformas:

Comprar acciones: ¿Cómo y donde hacerlo? Guia completa 2020!

¿Estás pensando en comprar acciones, pero no tienes claro cómo hay que hacerlo? En ese caso, estás en el lugar indicado, porque tenemos una completa guía donde explicamos todos los detalles. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Qué son las acciones y por qué debería invertir en ellas?

Antes de hablar de cómo comprar acciones, puede ser inteligente hablar de qué son exactamente y por qué suele ser una opción inteligente a la hora de invertir. Así que… ¿Qué son exactamente las acciones?

Al fin y al cabo, todo el mundo habla sobre las acciones, y todos hemos visto la Bolsa alguna vez en la tele, pero no siempre nos termina de quedar claro qué es eso de las acciones y de la Bolsa.

Pues bien, es muy sencillo: Las acciones son títulos de propiedad sobre parte de una empresa. Es decir, si una empresa emite 1.000.000 de acciones, cada acción es un título de propiedad sobre una millonésima parte de la empresa.

Parece muy poco, pero, si te paras a pensarlo, si una empresa tiene 100 millones de beneficios al año, son 100€ al año que te tocan… ¡Porque eres propietario de la millonésima parte de los beneficios!

Esto es importante entenderlo: Tener una acción no es algo etéreo. Da derechos reales. Tener una acción te da derecho a cobrar dividendos y te da poder de decisión sobre la empresa, así como ciertas condiciones preferentes en algunas circunstancias.

Evidentemente, si solo tienes una acción, no vas a poder cambiar la dirección de una empresa. Pero sí es cierto que, aunque solo tengas una acción, sigues teniendo derecho a parte de los beneficios (en el caso de que la empresa reparta dividendos).

Además, tú puedes hacer lo que quieras con ese título de propiedad sobre la millonésima parte de la empresa. Puedes alquilar tu acción, puedes venderla, o puedes comprar más a otra persona.

El lugar donde se compran y se venden las acciones es la Bolsa, cuyo nombre completo es “Mercado de valores”. Es decir, un mercado donde se negocian valores. Por tanto, la Bolsa no tiene nada de extraño. Es un simple mercado, como cualquier otro al que hayas asistido.

Allí se negocian las partes de las empresas que se plasman en acciones, y tú puedes comprar y vender partes de tal o cual empresa. No tiene mayor misterio.

¿Y por qué comprar acciones?

Ahora, todavía nos quedaría por responder una pregunta: ¿Y por qué querría comprar acciones? ¿Qué gano con ello?

Bueno, pues hay dos formas de verlo: Por un lado, puedes comprar acciones como vehículo de ahorro e inversión y como forma de conseguir una renta del capital cada mes, cada trimestre o cada año (a través de los dividendos).

De esta forma, puedes ir engrosando tu patrimonio a medida que vas haciendo crecer tu cartera de valores, y puedes ir viviendo cada vez más de los dividendos que recibes de las empresas de las que eres propietario. No suena mal, ¿verdad?

Por otro lado, puedes comprar acciones como forma de especular en los mercados y, con ello, ganar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta (o al revés) en el corto plazo.

Date cuenta de que las dos formas de verlo son distintas: En el primer caso, estás comprando acciones y guardándolas para vivir de ellas a largo plazo sin tener que trabajar. En el segundo caso haces lo contrario, porque las compras y las vendes continuamente para tener beneficios en el corto plazo.

Ambas formas de actuar son legítimas y pueden permitirte obtener grandes rendimientos (de hecho, muchas personas ganan dinero de la segunda forma, como si fuera su trabajo), y ahorran o invierten para su jubilación de la primera forma.

Pero es importante que entiendas que existen las dos fórmulas y que ambas son legítimas y dan buenos resultados.

Profundizando un poco más en la diferencia

Profundizando un poco más en la diferencia entre las dos orientaciones a la hora de comprar acciones, podríamos destacar los siguientes puntos:

  1. Objetivo: En primer lugar, el objetivo de cada uno es diferente. El inversor tiende a tener como objetivo la jubilación o el vivir sin trabajar, aunque eso requiera tiempo y austeridad. El especulador tiende a tener como objetivo ganar dinero a corto plazo, en poco tiempo y sin necesidad de vivir austeramente.
  2. Mentalidad: La mentalidad del inversor suele ser la del rentista (es decir, vivir sin trabajar), mientras que la del especulador se acerca más a la de un trabajador con muy buenas condiciones (por ejemplo, ganar 6000€ trabajando un par de horas al día).
  3. Plazo: El plazo también diferencia a ambos tipos de personas. El plazo para ver las ganancias de los inversores suele ser muy largo (de décadas), mientras que el plazo de los especuladores es de apenas unos días (un mes como mucho).
  4. Ganancias: Los inversores suelen querer ganancias más reducidas pero constantes en el tiempo (por ejemplo, un 8% anual sostenido durante varios años), mientras que los especuladores prefieren tener periodos de tiempo menores y con mayor varianza (por ejemplo, ganar un 80% un año y ganar solamente un 30% al año siguiente).
  5. Estabilidad: Los inversores, en general, prefieren la estabilidad, no le gustan los cambios y no quieren más riesgo del necesario. Los especuladores, en general, tienen mucho más gusto por el riesgo y no tienen problemas en que sus ingresos varíen mucho y tengan poca estabilidad en su cuenta de resultados.

Como decíamos, no tienes por qué adscribirte a una única de estas fórmulas. De hecho, como hemos comentado, es muy normal que los traders inviertan lo ganado comprando y vendiendo a corto plazo en otros vehículos de inversión más a largo plazo.

¿Cómo comprar acciones?

Ya hemos explicado que tienes dos formas de comprar acciones: La del inversor a largo plazo y la del especulador a corto plazo. Ahora, vamos a ver cuáles son los mejores medios y los mejores productos financieros para cada opción (así, tanto si te atrae más ser inversor como ser especulador, encontrarás la mejor opción para ti).

Aquí tienes las mejores opciones para ponerte en marcha tanto en el campo de la inversión a largo plazo como de la especulación a corto plazo:

Comprar acciones como inversión a largo plazo

A la hora de comprar acciones como forma de invertir a largo plazo, lo que tienes que hacer es… Comprar las acciones.

Sí, sé que parece que no digo nada con eso, pero es importante mencionarlo, porque la forma de “comprar acciones” para especular es no comprándolas (sí, es un poco lioso, pero ya lo entenderás cuando pasemos al siguiente apartado).

De momento, lo que tienes que entender es que, si quieres invertir a largo plazo, debes asegurarte de que lo que estás comprando es el título de propiedad sobre una parte de una empresa, no un producto derivado.

Esto puedes hacerlo a través de prácticamente cualquier bróker tradicional (probablemente, tu banco te ofrezca la posibilidad de abrir una cuenta bróker si le preguntas).

El problema de este tipo de compra de acciones es que, en general, las comisiones que cobran los brókers son muy altas. Por ejemplo, para comprar un paquete de acciones pueden cobrarte varias decenas de euros.

Esto no le hace gracia a nadie, pero si tienes en mente comprar esas acciones y mantenerlas en tu cartera durante los próximos 20 años, pues no es demasiado importante (sí lo sería si quisieras ponerte a especular con las acciones, como veremos en el siguiente apartado).

Pero, más allá de eso, si quieres invertir a largo plazo, esta es la forma correcta de hacerlo, porque tienes la posesión directa de la acción, y esto te da derecho a cobrar dividendos (además de ir construyendo poco a poco un patrimonio).

Naturalmente, para esto, debes hacer una buena selección de compañías, porque si compras empresas que no tienen una buena perspectiva de revalorización, puede que no vayas construyendo un patrimonio, sino perdiéndolo.

Es por ello que muchas personas optan por no crear por sí mismos sus carteras, sino dejar que dejan que un experto lo haga por ellos. Generalmente, esto se hace a través de fondos de inversión.

¿Cómo elegir el mejor fondo de inversión? Pues no hay claves mágicas tampoco aquí (de hecho, hay más fondos de inversión que acciones cotizadas, por lo que no es fácil elegir).

Nuestra recomendación es que elijas aquellos fondos que entiendas lo que hacen, que lleven más de 10 años operando y que hayan tenido buenos rendimientos anuales en ese plazo (la cantidad de fondos que cumplen estos tres simples criterios son un porcentaje reducido, te lo aseguro).

Ahora bien, esto es solo si te interesa invertir a largo plazo y tener un buen ingreso constante dentro de, digamos, 30 o 40 años. Si quieres obtener beneficios a más corto plazo, esto no te sirve.

Comprar acciones para ganar a corto plazo

Visto cómo invertir a largo plazo en acciones, podemos pasar a hablar de cuál es la mejor fórmula para operar y hacer trading con acciones, de forma que puedas conseguir ingresos en el corto plazo.

En este caso, tenemos que prescindir de la idea de comprar las acciones directamente. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que, como hemos dicho, comprar y vender acciones tiene comisiones implicadas que hacen que los beneficios de la operativa desaparezcan.

Por tanto, tenemos que optar por un derivado financiero que nos permita operar indexados al precio de la acción, pero no operar directamente con el título de propiedad. Esto suena raro, pero es muy sencillo y hay muchos productos que lo hacen (opciones, warrants, futuros, forwards…).

Por nuestro lado vamos a elegir los CFDs, que son el producto más popular para operar con acciones sin poseerlas realmente, y el que más ventajas y beneficios aporta a los inversores particulares.

¿Y cuáles son estas ventajas? Pues, entre otras, las siguientes:

  1. Sin comisiones: El hecho de no tener comisiones permite que la operativa a corto plazo se vuelva rentable. Si tuvieras que pagar comisiones por compra, por venta, por mantenimiento, por custodia… ¡No sería posible obtener beneficios! (Y, sí, todas esas comisiones las pagas en el bróker tradicional).
  2. Posibilidad de ponerse corto: Otro punto muy importante en el campo de los CFDs es que te permiten ponerte corto. Esto significa que puedes apostar no solo a que una acción va a subir, sino también a que va a bajar. De esta forma, tú puedes ganar incluso cuando el mercado está en una tendencia bajista (esto no se puede hacer comprando acciones al modo tradicional que hemos explicado anteriormente).
  3. Posibilidad de apalancarse: Los CFDs también ofrecen la posibilidad de apalancarse. O lo que es lo mismo, ofrecen la posibilidad de “endeudarse” con el bróker para invertir más de lo que se tiene… ¡Pero sin poner en riesgo más dinero del que tienes en tu cuenta! Esto permite que tus ganancias se multipliquen (aunque también tus pérdidas, claro).
  4. Más activos: Otro punto importante de los CFDs es que puedes especular no solo con acciones, sino también con muchos otros tipos de activos (materias primas, pares de divisas, ETFs, índices…). Esto es muy importante, porque te permite aumentar la probabilidad de ganar dinero al tener una mayor cantidad de mercados a tu alcance.
  5. Herramientas de análisis integradas: Otro punto interesante de operar con CFDs es que los brókers de CFDs suelen ofrecer una buena cantidad de herramientas integradas en sus plataformas para analizar los mercados y la evolución de los valores (algo que muy pocos brókers tradicionales hacen).

Como ves, hay múltiples beneficios a la hora de operar con CFDs respecto a la operativa con acciones del modo tradicional. Por tanto, si quieres comprar acciones para operar en el corto plazo, te recomendamos hacerlo según esta recomendación.

¡No lo hagas al revés!

Quizá te estés preguntando si no se puede hacer al revés. Es decir, comprar acciones a corto plazo para especular con ellas y utilizar los CFDs para invertir a largo plazo. La respuesta es clara: No. No se puede.

Ya hemos explicado que comprar acciones para operar a corto plazo tiene malos resultados, porque las comisiones son muy altas y los potenciales beneficios que puedes obtener se evaporan entre tanta comisión.

Pero… ¿Y por qué no utilizar la potencialidad de los CFDs para comprar las acciones para el largo plazo? Es decir, ¿por qué no aprovechar ese apalancamiento y reducción de comisiones para invertir a largo plazo?

Y la respuesta es sencilla: Porque lo que estás haciendo no es comprar acciones, sino un CFD (un contrato por diferencia). Esto significa que no tienes la propiedad del activo subyacente (en este caso, la acción).

Por tanto, no tienes derecho a cobrar dividendos ni nada parecido, y esto supone un mayor grado de incertidumbre en el largo plazo.

¿Podrías abrir una posición con un CFD y cerrarla años después? En teoría sí, pero es arriesgado.

En cualquier caso, posible es. Es arriesgado, pero no es una garantía de fracaso y de pérdidas como sí lo es operar a corto plazo con la compra real de acciones.

Pero, si quieres nuestro consejo: No te líes. Utiliza la compra de acciones reales para invertir a largo plazo y utiliza los CFDs para operar a corto plazo.

¿Qué acciones puedo comprar usando CFDs?

¿Y qué acciones puedes comprar usando CFDs? Pues prácticamente cualquiera que te interese, aunque es algo que depende mucho del bróker de CFDs que utilices. Cada bróker puede darte acceso a diferentes acciones de diferentes mercados.

En general, es fácil que, en cualquier bróker, encuentres CFDs de las siguientes acciones:

Comprar Acciones de Apple

Con Etoro puedes invertir en Apple fácilmente y sin apenas comisiones. La mejor forma de comprar acciones de Apple sin ningún lugar a dudas!

Invertir en Apple puede ser una gran idea y nosotros te vamos a enseñar cómo hacerlo. La empresa fundada por Steve Jobs y Steve Wozniak llegó, a finales de 2020 a los 900.000 dólares de valor, cifra a la que ninguna empresa había llegado hasta el momento. Pese a que la muerte de Steve Jobs pareció sumir a Apple en una crisis de identidad difícil de superar, el nuevo CEO Tim Cook ha conseguido darle vuelta a la situación y despejar cualquier duda sobre el futuro de la compañía, haciendo que las cotización de Apple no se desmoronen sino que sigan aumentando. Apple se percibe más que una marca como un concepto, hecho en el que reside gran parte del valor de las acciones de Apple en bolsa.

Así, para llegar a la conclusión de por qué parece buena idea comprar acciones Apple ahora, tenemos que remontarnos al año 1971, año en que Steve Jobs y Steve Wozniak se conocieron y comenzara a germinar entre ellos una colaboración que marcaría el futuro de la informática y, por qué no decirlo, del día a día, de la tecnología de uso diario y personal para siempre. De Apple nace el concepto de gestionar el software a través de un teclado y un ratón, de ellos proviene el concepto de smartphone, de tablet y de otros muchos conceptos y aparatos tecnológicos que determinan nuestro día a día y nuestra relación con la informática. Sobra decir que Apple, con las innovaciones que acabamos de mencionar y otros que no nos cabrían en este post, ha contribuido en la relación del individuo con el trabajo, con la informática y en la transformación de las relaciones sociales, ha aportado su granito de arena en la globalización de la tecnología y, por lo tanto, de las relaciones humanas.

Apple es una marca que crea software y hardware, aplicaciones y accesorios, pero es sobre todo una marca que ha conseguido atraer una legión de fieles que defienden sus productos como las mejores del mercado. Podemos dudar o no de este tipo de afirmaciones, estar de acuerdo o absolutamente en contra del fanatismo de los seguidores de Apple, pero este hecho ya da cierta estabilidad a la marca y hace que las acciones de Apple tengan mucho terreno ganado.

Análisis de la evolución de la acción de Apple a lo largo del tiempo

Podemos considerar a Apple como una empresa pionera en el mercado de la tecnología, hecho que hace que sea toda una veterana en bolsa. Tuvo su primera cotización en 1980 con un valor de 22 dólares por acción (el día de su salida a bolsa se vendieron 4,6 millones de acciones a ese precio, aumentando en el momento su capital hasta los 100 millones de dólares), pero no será hasta la vuelta de Steve Jobs a la empresa (sí, el gurú moderno por excelencia no siempre estuvo en la empresa que fundó) en 1997 que la historia de Apple en bolsa comenzara una carrera meteórica hasta la cifra de 900.000 mil millones de capitalización de mercado, repetimos, la más grande que jamás una empresa ha tenido.

Hasta la vuelta de Steve Jobs a la empresa, la acción de Apple aún rondaba la cifra de los 22 dólares (estaba a 21,94 dólares el día de su retorno), pero a partir de este acontecimiento, aunque no inmediatamente (en el año 2000 por ejemplo, tras anunciar que descenderían sus ingresos, la cotización de Apple tuvo una caída del 51%) el valor de la acción de Apple ha aumentado progresivamente hasta los casi 200 dólares por acción que valen actualmente. Cada vez más gente quiere comprar acciones.

En este gráfico de los últimos 5 años de la cotización de Apple podemos ver que su tendencia ha sido la de ir subiendo y que de los aproximadamente 60 dólares por acción a mediados de 2020 ha pasado hasta los casi 200 de la actualidad. Es decir, ha subido más de un 300% su valor.

Desde mediados del 2020 y hasta bien entrado 2020 sus acciones no tuvieron una evolución clara debido al anuncio de que los ingresos de la compañía sufrirían cierta desaceleración y podríamos decir que incluso tuvieron una tendencia a la baja, pero desde mediados del 2020 hasta ahora sus acciones han ido en constante aumento. Recordemos que 2020 es el año de la llegada de Trump al poder y la incertidumbre generada por dicho evento, pero este año también es el año en el que Apple se abre a nuevos mercados y pese a la bajada de ventas del Iphone, otras innovaciones no resultaron ser tan negativas como se esperaba. Desde hace dos años, pues, Apple ha tenido una subida impresionante no marcada por ninguna noticia en concreto, sino por la consolidación de sus apuestas tecnológicas.

Es en los gráficos de más corto periodo de tiempo donde se ve que las tendencias a subir de las acciones no siempre son tan plácidas como parecen. Así, en este gráfico del último año de las cotizaciones de Apple podemos ver que pese a subir casi un 25% el valor de la cotización de Apple, ésta ha sido un poco a trompicones.

Quizás los hechos más relevantes se dieron en enero y febrero y finales de abril y principios de mayo de este 2020. En estas dos fechas, Apple tuvo dos fuertes bajadas pero sendas remontadas que lo volvieron a su lugar en poco tiempo. En el primer caso, quizás se debiera a la noticia de que todos los dispositivos y chips de Apple estaban afectados por fallos en seguridad. Mientras tanto, la fuerte bajada del 19 de abril se vio recompensada más adelante con una gran subida que llevó sus acciones de 162,32 dólares el 27 de abril a los 190,04 del 10 de mayo.

Cómo comprar acciones de Apple

Debido a que Apple es la empresa que más dinero vale en bolsa, comprar una acción de la compañía puede costarnos mucho dinero. Como alternativa podemos utilizar los CFD de Apple para invertir en Apple.

El funcionamiento de este tipo de productos se resume en que es una operación que tiene como base el apalancamiento. Pero, ¿qué es el apalancamiento? Se trata de “comprar” una acción poniendo sólo parte de lo que cuesta esa acción.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que queremos contratar un CFD de Apple a través de un operador como eToro. Se nos informa que el apalancamiento para esta operación es, por ejemplo, de 10. Así, si la cotización de Apple en ese momento està a 200 dólares la acción, nosotros pondremos tan sólo 14,3 dólares, es decir 1 parte de 10 mientras que el operador eToro nos prestará el resto, es decir 9 partes de las 10.

Bien, el funcionamiento es mucho más complejo, pero podemos quedarnos con esta idea básica para conocer cómo funcionan este tipo de productos y por qué son una alternativa posible para comprar acciones de Apple. Si quieres profundizar en el funcionamiento de los CFDs recomendamos que sigas este enlace.

La ventaja de los CFDs es que pese a nosotros sólo poner una décima parte del dinero la rentabilidad que obtendremos será el del total de la acción. No sólo ganaremos según lo que hemos puesto de nuestro bolsillo sino que recogeremos los beneficios de la acción de Apple entera. Y lo mismo si la acción pierde valor, es decir, no sólo perderemos lo proporcional al dinero que hemos puesto sino del total perdido por la acción.

Por este mismo hecho hay que recordar que los CFDs son un producto muy complejo y la CNMV no recomienda su contratación a inversores minoristas.

Ganar dinero cuando las acciones de Apple bajan

Pero los CDFs no sólo nos permiten contratar acciones por menos dinero sino que también podemos utilizar estrategias que no suelen ser muy corrientes cuando hablamos de invertir en bolsa.

Por ejemplo podemos usar la estrategia conocida como “ponerse en corto”, es decir, invertir en base a la idea de que una acción bajará. Imaginemos que recibimos inputs relacionados a que algo anda mal en Apple. La técnica consistiría en vender acciones al precio presente pero que tu contratarás más adelante, es decir, podrás ganar dinero cuando las acciones de Apple bajan. Los operadores especializados en CFDs como eToro ofrecen muchas facilidades a la hora de utilizar este tipo de técnicas.

Así pues, viendo que últimamente las acciones de Apple andan un poco a trompicones puede ser buena idea tener esta estrategia en mente, ya que nos permitirá ganar dinero en bolsa con Apple tanto cuando las acciones suben como cuando bajan.

Dónde invertir en acciones de Apple sin comisiones

Puedes convertirte en inversor de Apple directamente en tu banco, aunque primero de todo debes preguntar las comisiones que te van a cobrar por la compra de acciones de Apple. Estas suelen ser bastante altas, por esta razón nosotros te recomendamos utilizar un broker online como Etoro, donde puedes abrir una cuenta en cuestión de minutos y empezar a operar enseguida haciendo un ingreso con tarjeta de crédito, transferencia o incluso Paypal. Prueba ahora este broker y descubre un mundo de posibilidades para invertir.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Como ganar dinero con el tipo de cambio
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: