Contratos de Futuros

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Contrato de futuros

Un contrato de futuros es un acuerdo estandarizado por el que dos partes se comprometen a intercambiar un activo (físico o financiero), a un precio determinado en una fecha futura.

El modelo de contrato más extendido en las operaciones financieras de cobertura es el elaborado por la Asociación Internacional de Swaps y Derivados de EEUU conocido como ISDA.

Este documento se preocupa de definir con exactitud tanto los términos más generales como los supuestos específicos que pueden afectar a las operaciones. Así como los mecanismos para evitar el riesgo de incumplimiento entre las partes a través de cámaras de compensación centrales, que son aquellas que solicitan y gestionan las garantías sobre el activo en cuestión, así como las posiciones entre el comprador y el vendedor.

A diferencia de un contrato de derivados OTC (Over the Counter) dónde el contrato es bilateral y no existe cámara de compensación. En un contrato OTC, el inversor no deposita garantías o en caso de depositarlas, suelen ser muy inferiores a las del mercado de futuros, siendo lo más común un acuerdo de netting y de colateral con la contrapartida.

También son conocidos, simplemente como ‘futuros’.

Características de los contratos de futuros

Todo contrato de futuros tiene las siguientes características normalizadas:

  • Valor nominal del contrato

El valor nominal del contrato se calcula a través de la siguiente fórmula:

VN = Cotización * Valor por punto

  • Valor por punto o tick

Es el multiplicador del contrato de futuros.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

  • Tamaño del tick

Es la variación mínima en la cotización de un contrato de futuros.

  • Garantías exigidas por contrato

Son las garantías exigidas para cubrir el riesgo de mercado y poder operar sobre el futuro.

Puede ser mensual o trimestral. A este vencimiento se le conoce como Roll Over.

Tipos de contratos de futuros

Los contratos de futuros permiten la introducción de posiciones largas y posiciones cortas. Existen los siguientes tipos de futuros en función del activo subyacente al que replican:

Fórmula de cálculo de un futuro

La fórmula de cálculo de un futuro es la siguiente:

Valor teórico futuro = [Valor Contado (VC) * [ 1 + ((r*t) / (360)) ] – [D * (1 + (r * t’)/(360))]

t = Número de días hasta el vencimiento

D = Dividendos

t’= Número de días entre la fecha del pago del dividendo y el vencimiento del contrato

Ejemplo de un contrato de futuros

Supongamos que tenemos que calcular el precio teórico de un contrato de futuros con vencimiento a 4 meses de una acción X que cotiza en el mercado a 20 euros, siendo el tipo de interés de mercado del 1% anual.

VT= 20 * (1 + (0,01* 120/360) – 0 (No hay pago de dividendos) = 20,06 euros

Trading de CFD vs Contratos de futuros: ¿cuál es la diferencia?

Los contratos por diferencias y los Contratos de futuros a menudo son un punto de confusión para los nuevos traders, porque en esencia parecen ser productos razonablemente similares. Mientras que los “futuros” generalmente se negocian en bolsa y los CFDs se negocian más comunmente directamente con brokers, las principales diferencias radican en la liquidez y el financiamiento de ambos instrumentos. Las órdenes de CFD se completan más fácilmente en la práctica y tienen menores barreras de entrada que los contratos de “futuros”. Por supuesto, ambos son derivados, y ambos brindan los mismos beneficios de apalancamiento que son comunes a los derivados en general. Un derivado financiero es llamado así porque su valor se basa en un activo subyacente. En el caso de CFDs y “futuros” el activo subyacente suele ser un bono, una acción, un producto básico, etc. Debido al apalancamiento que estas herramientas involucran, a veces las personas tienden a pensar que los CFD y los “Future” son riesgosos. Pero si usted aborda ell trading como a un negocio, usted sigue los procesos, no se aparta y no permite que sus pérdidas aumenten. Usted sale de una posición perdedora, sea lo que sea que esté negociando. La ventaja de todo ese engranaje es que sus ganancias se multiplican, y eso es algo que todo trader desea.

¿Cómo puede elegir entre intercambiar CFDs y negociar “futuros”? Un contrato de “futuros” es un acuerdo para comprar o vender el activo subyacente a un precio fijo en una fecha determinada en el futuro, independientemente de cómo cambie el precio mientras tanto. Las fechas de caducidad se aplican a “futuros” porque esto representa la fecha en que el activo debe ser entregado al precio acordado bajo los términos del contrato. Las materias primas, acciones y divisas son ejemplos de mercados que ofrecen tanto operaciones de CFD como de “futuros”. Dado que los “futuros” son transacciones intercambiables, muchos traders o especuladores que nunca tienen la intención de recibir la entrega del activo pueden comprar y vender contratos de “futuros” para beneficiarse de los movimientos de los precios en el mercado. Esto se puede hacer tomando la posición opuesta de una posición abierta existente antes de la fecha de caducidad. Esto se conoce como compensación. Por el contrario, un contrato por diferencia no tiene un precio futuro establecido ni una fecha futura. Simplemente contrata para pagar o recibe la diferencia entre el precio del activo subyacente al inicio del contrato y el precio al que termina cuando decide liquidar el contrato y tomar ganancias / pérdidas.

Una diferencia importante entre los dos es que el comercio de “futuros” se lleva a cabo en un mercado abierto centralizado donde todos los participantes pueden ver los intercambios, las cotizaciones y las tasas. Los inversores tienen una selección más amplia de instrumentos en los mercados de “futuros”, por lo que hay más oportunidades para cubrir posiciones en relación con broker, que es la contraparte del negocio. En el trading de “futuros”, el broker es simplemente un intermediario. En las operaciones de CFD, el broker es la contraparte efectiva de la transacción y cotiza los precios para ambas partes en el negocio. Algunas personas argumentan que esto significa que manipulan los precios, pero con la tremenda popularidad de los CFDs y la competencia entre brokers, en la práctica descubrirá que esto no debería ser un problema.

Los Contratos de Futuros

¿Qué es un contrato de Futuros?

Se puede definir un contrato de Futuros como un acuerdo que obliga a ambas partes contratantes a realizar la compra o venta de un número determinado de valores o bienes (también llamados activos subyacentes) a un precio establecido de antemano y en una fecha futura y determinada en el contrato. Los contratos de Futuros están clasificados dentro de la categoría de derivados financieros.

Comprar un futuro consiste en un contrato estandarizado que supone para el comprador la obligación de comprar el activo subyacente a un precio fijado hoy, llamado precio del futuro, en la fecha de vencimiento del contrato. Si una vez llegado el vencimiento el precio futuro es menor que el precio de liquidación, habrá beneficio; en caso contrario habrá pérdidas.

De esta manera, negociar un contrato de futuros implica lo siguiente:

Un inversionista puede invertir en contratos de Futuros por los siguientes motivos:

  • Para efectuar operaciones especulativas: En este caso el inversor que contrata el Futuro busca especular con respecto a la evolución del precio del mismo desde la fecha en que adquirió el contrato hasta la finalización del periodo de vencimiento.
  • Para realizar operaciones de cobertura: Por medio de un contrato de Futuros, el inversor se asegura de contar con el activo subyacente (petróleo, oro, gas, carne, trigo, etc) en el futuro a un precio fijo (al precio actual), para después venderlo al precio futuro del mercado una vez que el contrato expire. De esta manera, el inversor se protege contra las posibles fluctuaciones en el precio del activo que se pueden producir entre el presente, y el momento en que se piensa vender este.

Basicamente todos los contratos de Futuros están formados por los siguientes componentes:

  • El activo subyacente sobre el que se basa el contrato.
  • La fecha de vencimiento del contrato.
  • El tamaño u objeto del contrato.
  • La forma en que se liquida el contrato cuando llega a su vencimiento.

Existen diversos tipos de Futuros los cuales serán explicados a continuación:

Tipos de Futuros

  • Futuros sobre divisas
  • Futuros sobre índices bursátiles
  • Futuros sobre acciones
  • Futuros sobre materias primas
    • Futuros sobre oro
    • Futuros sobre platino
    • Futuros sobre plata
    • Futuros sobre cobre
    • Futuros sobre gas natural
    • Futuros sobre azúcar
    • Futuros sobre cacao
    • Futuros sobre café
    • Futuros sobre algodón
    • Futuros sobre maíz
    • Futuros sobre jugo de naranja
    • Futuros sobre madera
  • Futuros sobre clima
  • Mercados de derivados financieros: Estos mercados se comienzan a desarrollar en los Estados Unidos a mediados de la decada de los 70. Aplican la misma mecánica empleada en los mercados no financieros.
  • Mercados de derivados no financieros: Fueron los primeros de este tipo en desarrollarse y están formados principalmente por materias primas. Como ejemplos de mercados de derivados no financieros tenemos el mercado del oro, el petróleo, la plata, el platino, los granos, etc.
  • Son contratos con un riesgo inherente elevado por lo cual pueden generar bastantes ganancias o pérdidas al inversor.
  • Se basan en activos que generalmente tienen una volatilidad alta.
  • Emplean un apalancamiento elevado, lo cual en parte determina el riesgo elevado (multiplicación de las ganancias o pérdidas).
  • Los contratos suelen tener periodos de vencimiento relativamente cortos.

Ventajas de los Futuros con respecto a otros instrumentos de inversión

Si se analiza desde el punto de vista de la inversión, el mercado de Futuros presenta varias ventajas para el inversor. Por ejemplo, este puede sacar provecho tanto de las alzas como de las bajas en el precio de los activos subyacentes en el mercado. Así mismo posibilita la definición de una estrategia para especular y al mismo tiempo constituye una forma más barata y transparente de abrir espacios y realizar transacciones en el mercado aún cuando este está a la baja.

Entonces se puede decir que las ventajas con respecto a los contratos de Futuros se resumen en dos aspectos básicos:

  1. Las transacciones tanto de compra como de venta se pueden realizar sin tener un activo subyacente ya que, como se mencionó anteriormente, el inversionista puede obtener ganancias sin importar que el mercado esté al alza o a la baja.
  2. La inversión en contratos de Futuros requiere el desembolso de solo una fracción del capital invertido debido al apalancamiento ofrecido en estos contratos. Debido al principio de apalancamiento, el inversor solo debe invertir inicialmente la garantía del contrato.

De esta manera, si un inversor adquiere un contrato de Futuros cuando el mercado está en una tendencia alcista, lo más lógico es comprar un activo para venderlo posteriormente a un precio más elevado. En cambio, si la tendencia del mercado es bajista, la forma en que se invierte es mediante contratos de Futuros a la baja, en donde se realiza la venta de titulos que aún no se tiene en cartera y que alguien le presta al inversor. Posteriormente, estos títulos se compensan en el mercado a un precio más bajo (en caso de que el mercado siga a la baja) y son devueltos ganando el inversor la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra.

En ocasiones, el problema que suelen tener los inversionistas es que no todas las entidades están dispuestas a brindar créditos de títulos, lo cual se convierte en un problema de liquidez. Así mismo, en algunos casos las entidades no cuentan con la disposición de permitirle a los inversores minoristas, la inversión en contratos de índices bursátiles con tendencia bajista.

Utilización de los contratos de Futuros

Como se explicó con anterioridad, la negociación con contratos de Futuros puede tener dos fines básicos: la especulación con el precio de los activos financieros y la cobertura en contra de las fluctuaciones que se dan en el precio de estos activos a lo largo del tiempo.

Como forma de especulación, los contratos de Futuros le permiten a los inversionistas obtener dinero con las variaciones en el precio de los distintos activos subyacentes con que se puede negociar. Son operaciones que conllevan su riesgo pero pueden aportar ganancias importantes a los inversores.

Los contratos de Futuros además tienen utilidad como instrumento de cobertura en operaciones de caracter especulativo. Esto es posible debido a que no es necesario mantener la posición abierta hasta la fecha de vencimiento, de hecho en cualquier momento la posición abierta inicialmente puede ser cerrada con una operación de signo contrario y con el mismo volumen de negociación. Si el inversor tiene una posición compradora, puede cerrarla antes de la fecha de vencimiento simplemente vendiendo el número de contratos compradores que posee, mientras que en caso de que posea una posición vendedora puede cerrar esta de forma anticipada antes del vencimiento del contrato por medio de la compra de la cantidad precisa de contratos de Futuros necesarios para compensar la posición.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Como ganar dinero con el tipo de cambio
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: